Inflación

Los alimentos moderan la caída de los precios: -0,6% en julio

IPC

El índice de precios de consumo (IPC) registró una caída del 0,6% en julio, un descenso dos décimas menor que el de junio, debido al encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas, según el INE. La alimentación ha movido dos décimas arriba la variación interanual de los precios. En el resto de epígrafes destaca el encarecimiento de los servicios de ocio y cultura (han añadido 0,7 décimas al IPC) , que se ha visto compensado por los descensos en vivienda, transporte u hoteles.

En el alza de los alimentos destaca la subida de los precios de las frutas frescas (+5,2% mensual) y las legumbres y hortalizas frescas, que bajaron hace un año. También influye, aunque en menor medida, el aumento de los precios del pescado fresco, frente a la estabilidad registrada en 2015.

Las frutas son de hecho, los artículos que más se encarecen a un año vista (de un total de 50 rúbricas), con crecimiento del 14,4% en la fruta. Destacan, también, el crecimiento de aceites, legumbres o patatas, todos en el entorno del 10%. El pescado se encarece el 5,6%.

Entre otras categorías que alteran la cesta de la compra, la electricidad se ha encarecido un 1,3%, pero el incremento fue mayor que el año pasado, por lo que este epígrafe tira abajo de los precios. De hecho, la electricidad baja un 11,3% en 12 meses, y la categoría donde se englobal, vivienda, presenta una variación interanual del -5,6%.

En cuanto a los combustibles, la caída este año ha sido superior a la de 2015 a estas alturas, por lo que también contribuyen a la inflación negativa. Las gasolinas (la categoría de transporte personal) se abarata un 3,8% en 12 meses y es de los principales causantes de la caída de precios.

  • Variación mensual

La variación mensual de los precios también fue negativa, un 0,7 %, influida por la caída del 12,8% en vestido y calzado, como consecuencia de la temporada de rebajas. Los viajes organizados se en carecieron un 16,9% en el mes, y los hoteles un 3,7%.

La tasa anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó una décima hasta el 0,7% El IPC armonizado, por su parte, está en el -0,7%, frente a la media del 0,2% de la UE.

  • Crece el empleo en los servicios

Por otra parte, la cifra de negocio del sector servicios español creció un 4,9% en junio respecto a 2015, seis décimas más que la tasa de mayo, según el INE. El empleo en los servicios se incrementó un 2,3%. Asimismo, la ocupación aumentó un 2 % en tasa anual en el comercio y un 2,6 % en otros servicios.

Todos los sectores registraron un crecimiento del volumen de negocio y los mayores incrementos fueron los de venta y reparación de vehículos (9,6%), hostelería (7,6%) y actividades profesionales, científicas y técnicas (7,1%). Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, la facturación del sector servicios creció un 4,2 % en junio en tasa anual y un 1,3 % en tasa mensual.

Normas
Entra en El País para participar