Las pymes del turismo en su mes clave

El turismo vive uno de los momentos álgidos del año, y las pymes turísticas se preparan para él.

Las pymes del turismo en su mes clave

El turismo es básico para la economía española. Nuestro país recibió en 2015 más de 68 millones de turistas extranjeros. Es el tercer país en recibir turistas foráneos. Y la aportación a la economía está fuera de toda duda. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, correspondientes al año 2014, este sector movilizó 113.690 millones, casi 11% del PIB. En lo que al paro se refiere, el turismo representó un 12,7% del empleo total. Datos que, con casi toda seguridad, serán superiores en 2015 y 2016, según las previsiones de visitas.

En definitiva, el turismo es un sector muy importante con impacto en grandes cadenas hoteleras o multinacionales de la restauración. Pero también en pequeños negocios que concentran en los meses de verano gran parte de lo que facturarán a lo largo de los doce meses.

¿Cómo se preparan estos pequeños negocios?

Ante la importancia del momento, hemos querido analizar cómo se preparan las pymes turísticas de nuestro país, con dos ejemplos de compañías reales que dependen especialmente del turismo veraniego. El Hotel Rural La Bolera es un alojamiento ubicado en Robles de Laciana (León). All Rafting es una empresa especializada en la organización de actividades y deportes de aventura, situada en Murillo de Gallego. Charlamos con sus dirigentes para que nos expliquen cómo preparan este momento clave del año.

¿Qué expectativas tenéis para este verano?

Hotel: Las expectativas son buenas, ya que en la fecha actual han entrado bastantes reservas y esperamos que en julio y agosto prácticamente se llene nuestro hotel, aunque por la zona en la que nos encontramos, depende también de que la predicción del tiempo meteorológico sea buena para poder disfrutar íntegramente de la montaña y las tantas posibilidades que hay en esta zona.

Rafting: Las expectativas para este verano son bastante buenas por dos razones. La primera razón es que hemos tenido buenas nevadas al final del invierno y una primavera lluviosa por lo que las reservas de agua en los embalses del rio Gállego aguas arriba de donde nos encontramos están en su mejor nivel de los últimos años. Esto nos garantiza caudales adecuados para el desarrollo de las actividades de aguas bravas, rafting, hidrospeed y kayak hasta octubre. La segunda razón es que después de unos años más tranquilos por efecto de la crisis ya se nota cierto desperezar de la gente y más ánimo a la hora de apuntarse a este tipo de actividades. Este aumento se nota especialmente en el público francés, belga y holandés y más tímidamente en el nacional.

¿Reforzáis la plantilla especialmente?

H: En verano, siempre el trabajo se incrementa, por lo que ya en el mes de junio se ha reforzado la plantilla con dos puestos de trabajo. Para julio y agosto hemos hecho un par de contrataciones más.

R: En verano siempre se refuerza la plantilla aproximadamente un 100% sobre todo en los puestos de guías de las actividades, personal de apoyo (conductores) y de las personas que están atendiendo las reservas, contestando las llamadas, mails y whatsapps del público interesado.

¿Alguna promoción especial? ¿Lanzáis ofertas en esta época del año o no es una estrategia que contempléis?

H: Para las estancias de siete noches o más, tenemos la oferta durante el verano de la habitación doble a un precio de 65 euros, en el que incluimos desayuno, media pensión e IVA de las dos personas.

R: Este verano promocionamos especialmente los Packs de varias actividades con grandes descuentos cuantas más actividades para que resulte más fácil animarse a probarlas todas. Tenemos clientes muy animados que terminan probando todas las actividades que ofrecemos y que al final son como de la familia.

Al igual que en primavera vienen muchas despedidas de solteros y solteras el verano es el momento ideal para el público más familiar y tenemos varias propuestas pensadas exclusivamente para ellos.

¿Cómo aclimatáis el negocio al verano?

H: Debido a que contamos con un patio y jardín exterior, dotamos el mismo con terrazas de madera y espacios acogedores donde es frecuente y muy placenteras las meriendas –cenas, basadas en las diversas tapas que tenemos como especialidades: mejillones con salsa picante, croquetas de jamón y cabrales, cecina ecológica de León con aceite ó rebozada o ensaladas variadas. Además, nuestro producto estrella para las meriendas es el chocolate con los típicos fisuelos de la zona.

R: La ventaja de nuestro negocio es que al revés de lo que ocurre a un hotel que tienen las plazas casi fijas las nuestras permiten aclimatarse bastante bien al aumento de la demanda sin necesidad de multiplicar en la misma medida todos los recursos disponibles. El material es relativamente poca inversión comparada con la estructura previa necesaria y con la organización de la operativa. Una vez que tienes la estructura adecuada es relativamente fácil adquirir más material para poder atender más demanda. También en verano acuden guías extras que compatibilizan su rutina habitual con el trabajo de guía en temporada alta (semana santa, puentes, verano). Además muchas actividades permiten, con una buena organización y los recursos adecuados, el realizar varios turnos de actividad en un mismo día y por tanto un mismo guía y el material técnico necesario para su desarrollo pasan de hacer una o dos actividades en un mismo día pueden hacer hasta 3 turnos manteniendo los tiempos que se dedican a cada una y sin merma en la calidad del servicio.

Normas