Breakingviews

Clinton y Trump, a por el votante medio

Los republicanos han dejado de asociarse a grandes empresas y ricos y los demócratas ya no tienen asegurados a los trabajadores. La batalla electoral está servida.

Melania Trump
Convención del Partido Demócrata.

Hillary Clinton y Donald Trump tienen una cosa en común: ambos se dirigen a la misma ahogada clase media. La exsecretaria de Estado estadounidense aceptó oficialmente la nominación demócrata para la carrera presidencial en la convención del partido en Filadelfia el jueves. Hizo un llamamiento a los trabajadores que se sienten abandonados en la recuperación económica. Trump también está cortejando a esos votantes.

Los partidos normalmente contaban con ciertos tipos de votantes. El Republicano se asoció siempre con las grandes empresas y los ricos. Los demócratas parecían tener asegurados a obreros y minorías.

Las alineaciones tradicionales se han girado durante esta campaña. La Cámara de Comercio de Estados Unidos y la Business Roundtable, que representa a las corporaciones, han discrepado con Trump por su oposición a los acuerdos comerciales. Al mismo tiempo, se ha dirigido a los trabajadores desencantados del Rust Belt (la zona industrial conocida como el cinturón del óxido) con salarios estancados después de ocho años de presidencia demócrata.

De 2000 a 2014, el porcentaje de adultos en hogares con ingresos medios se redujo en casi la totalidad de las 229 áreas metropolitanas analizadas por el Centro de Investigación Pew en un informe de mayo. Tanto Clinton como Trump están a la vez intentando atraer a esos votantes. Durante su discurso de aceptación el jueves, la ex primera dama dijo que su misión principal como presidenta sería crear más empleos con mejores salarios, “especialmente en lugares que durante demasiado tiempo han quedado fuera y atrás”. Por su parte, Trump ha invertido su posición sobre el aumento del salario mínimo federal, asegurando ahora que está a favor.

Esta campaña no convencional ofrece una disyuntiva clara con dos candidatos muy diferentes que intentan llegar a los mismos estadounidenses indecisos. Ambos han recibido ya las nominaciones de sus partidos –la carrera ha comenzado en serio–.

Normas