Breakingviews

¿Otra ampliación de capital de Deutsche?

Pese a las buenas perspectivas del banco de cara a los test de estrés, los resultados juegan en su contra.

Sucursal de Deutsche Bank en Alemania.
Sucursal de Deutsche Bank en Alemania.

El banco que el FMI considera como el más peligroso para el sistema financiero mundial está preocupantemente cerca de necesitar otra ampliación de capital. El segundo trimestre de Deutsche Bank es una prueba más de que está teniendo problemas para obtener beneficios y generar capital que sirva de colchón contra posibles impactos, ya que sus beneficios cayeron un 98% con respecto a las cifras de hace un año. Al menos ha demostrado ser lo bastante pesimista en sus expectativas de multas y sanciones legales en los últimos trimestres, y tiene otros 5.500 millones de euros en la reserva.

El consejero delegado de la entidad alemana calcula que esta debería ser capaz de mantener su cuota de mercado

El consejero delegado, John Cryan, y el director financiero, Marcus Schenck, han dado a los inversores otros motivos para el optimismo. Los resultados de los test de estrés a nivel europeo que se avecinan pueden dar a Deutsche más libertad de acción sobre los frenos que le impiden pagar a los inversores. Eso podría ser muy útil ya que la preocupación por estas restricciones provocó una venta masiva de acciones del banco y algunos de sus valores híbridos a principios de este año. Cryan también calcula que Deutsche ahora debería ser capaz de mantener su cuota de mercado en sus negocios tras haber cedido terreno a sus rivales en los últimos trimestres.

Pero ello no tendría por qué conducir automáticamente a una mejor rentabilidad. Deutsche necesita a corto plazo incrementar el capital ordinario Tier 1 del banco en relación con sus activos ponderados por riesgo hasta su objetivo del 12,5% a finales de 2018. Con tan solo un 10,8% a finales de junio, esto implica que el banco tendrá que generar al menos 2.000 millones de euros de beneficio al año de 2017 en adelante. La última vez que Deutsche consiguió tanto fue en 2011.

Nuevos litigios podrían fácilmente meter de nuevo en problemas a la entidad. Y aunque hubo avances en el ahorro de costes a lo largo de este trimestre, Cryan ha dicho que pueden ser necesarios más recortes si las condiciones del mercado no remontan. Si lo positivo no compensa el riesgo podría ser necesaria otra ampliación de capital.

Normas