Directivos

Así busca una consultora talento para el futuro

Deloitte recluta durante seis días a cien estudiantes de ADE e ingenierías

El objetivo de la iniciativa es darles a conocer cómo funciona una gran firma

consultoras
Sarah Harmon, directora de Linkedin para España y Portugal, durante su conferencia a los estudiantes del programa Summer Xperience, de Deloitte.

La búsqueda de talento es una lucha que las grandes empresas, quejosas de una falta de perfiles adaptados al 100% a sus necesidades, han comenzado, y sin tregua. También las big four, las cuatro grandes consultoras del mundo: PwC, KPMG, EY y Deloitte. Esta última se ha decidido a detectar ese talento, aunque con una apuesta diferente.

Tiempo libre

Además de la formación recibida durante los seis días del Summer Xperience de Deloitte, los 100 estudiantes han podido tener acceso a todas las instalaciones deportivas de la Universidad Camilo José Cela, en Villanueva de la Cañada (Madrid).

Durante seis días, entre el 17 y el 22 de julio, la consultora reunió a 100 estudiantes de último año de grado universitario o de máster en la Universidad Camilo José Cela de Madrid, con todos los gastos pagados, en un programa llamado Summer Xperience. El objetivo, prepararles para el día a día que van a vivir dentro de una organización de ese tamaño: “Somos muchas las compañías peleando por identificar el talento del futuro, pero, al mismo tiempo, los jóvenes están desbordados de información”, explica el director de recursos humanos de Deloitte en España, Luis López. “La intención es que conozcan de primera mano cómo funciona y en qué áreas trabaja una empresa como Deloitte”.

Durante esos días, especialistas de la consultora introdujeron a los jóvenes en nueve líneas de servicio que hoy puede necesitar toda gran empresa: ciberseguridad, asesoramiento financiero, estrategias de clientes, marketing y ventas, riesgos tecnológicos, consultoría estratégica, auditoría, riesgos financieros y consultoría tecnológica. Para ello, los alumnos se dividieron en grupos para trabajar en casos prácticos en cada una de esas áreas, siendo supervisados por más de 70 profesionales de la firma. Su capacidad para resolver problemas, su liderazgo dentro de los grupos y sus habilidades más técnicas son los aspectos que los supervisores han valorado de sus alumnos. Estos quedan dentro del radar de la consultora de cara a futuras incorporaciones.

Para completar esta formación intensiva, asistieron a cuatro ponencias, impartidas por el atleta Chema Martínez; la directora de Linkedin para España y Portugal, Sarah Harmon; el director general de Llorente & Cuenca, Goyo Panadero, y el fundador de la red social Pangea, Pablo González. “El hecho de decir que no encontramos gente con talento no es una excusa. A lo mejor nosotros no ayudamos a su formación y desarrollo. También podemos contribuir a esa formación”. A José Antonio, estudiante de último curso del doble grado de Administración y dirección de Empresas y Derecho en la Universidad de Málaga, la experiencia le ha supuesto un cambio de mentalidad: “Desconocía que hubiese áreas como el de análisis de riesgos financieros, y quizá me enfoque a ello a partir de ahora”. Blanca, que estudia un máster en informática, destaca de su experiencia el poder juntarse y trabajar en común con otras personas. Precisamente, Deloitte ha puesto el acento en la captación de perfiles técnicos para esta experiencia: “En muchas ocasiones, en la universidad no se conocen las salidas que tienen las ingenierías para el mundo de la consultoría”, comenta Luis López.

Hasta 2.400 solicitudes recibidas

La última ha sido la segunda edición del programa Summer Xperience de Deloitte, aunque la primera con este formato. “La intención es tener un evento de referencia en la atracción e identificación del talento”, comenta el director de recursos humanos de Deloitte en España, Luis López. Promocionaron la cita por universidades, a través de sus servicios de empleo, foros o encuentros con universidades.

La compañía tuvo que escoger a un centenar de alumnos entre un total de 2.400 solicitudes recibidas. Los criterios de selección, según explica el propio López, son que a los estudiantes les reste un año para terminar su formación universitaria; que tuviesen un cierto conocimiento de inglés y que tuvieran un historial académico consistente. Los estudiantes completaron test sobre competencias, actitudes y nivel de inglés. Los mejores pasaron una ronda de entrevistas presenciales o telefónicas, reduciéndolos a 140. Y de ellos, se estableció un ranking de perfiles económicos y técnicos, hasta los 100 finales.

Normas
Entra en El País para participar