Presidente de Tod's

Diego Della Valle: “El ‘made in Italy’ es una actitud de vida y de buen gusto”

Inventó el mocasín moderno y ha destinado 15 millones de euros a las obras del Coliseo.

Diego Della Valle, presidente de Tod's.
Diego Della Valle, presidente de Tod's.

Lo primero que pregunta al periodista es qué tal cenó la noche anterior en Roma. A continuación le invita a ver, desde la terraza de la suite de su hotel, las vistas de la bella ciudad. Diego Della Valle, nacido en Sant’Elpidio a Mare hace 62 años, es un hombre de detalles, un gran anfitrión. Dirige el grupo Tod’s, fundado en 1920, que engloba empresas de piel y moda como Tod’s, Roger Vivier, Hogan o Fay, pero además se ha convertido en el gran mecenas de Italia, al destinar 25 millones de euros a las obras de restauración del Coliseo de Roma. Esta entrevista se realizó la tarde de su inauguración, el 1 de julio.

Pregunta. Rescata empresas en apuros, la Fiorentina, Piaggio y ahora el Coliseo de Roma. ¿Es responsable con el made in Italy?

Respuesta. Todo esto forma parte de nuestra historia, tiene un significado con nuestra raíces, con la cultura, con la comida italiana, con los pueblos y las ciudades tan bellos. Es una actitud de vida, casi siempre relacionada con el buen gusto. Aparte del dinero, es una actitud.

P. Es el mecenas de Italia. ¿Otros emprendedores deberían seguirle?

R. Cada uno tiene que hacer lo que considera, aunque muchos lo hacen. Está en la lógica, en la mentalidad del emprendedor hacer cosas que ayuden al desarrollo del país. En el futuro muchos más emprendedores lo harán, porque también será algo que muchas personas exigirán. En un mundo dominado por los consumidores, conectados al móvil, a las nuevas tecnologías y las webs, la gente se preguntará qué hace un gran grupo empresarial por la sociedad, qué hace con los grandes beneficios que obtiene de la gente, qué hacen por su comunidad. Si eres afortunado y tienes la generosidad para hacerlo, fenomenal; pero si no, conviene serlo. Siendo pragmático conviene hacerlo porque hacer cosas por los demás da una satisfacción muy grande.

P. Es el inventor del mocasín moderno, ¿es la clave del éxito de Tod’s?

R. Es uno de tantos estilos que hemos hecho, pero más que innovar en el calzado lo hemos hecho en el estilo de vida de la gente. Hemos transformado productos que eran del fin de semana, y hemos hecho que el sport chic se usara durante la semana, en la vida cotidiana, en el trabajo. Hoy es algo habitual, todos lo hacen, pero cuando empezamos pocos lo entendían. Antes, todos llevaban zapatos de piel y oscuros, ninguno de goma y de colores.

P. ¿Qué significa para usted el lujo y cómo definiría a Tod’s ahora?

R. No lo relacionaría con objetos, el máximo del lujo para mí es tener tiempo libre. Tod’s es una marca de alta calidad, más cercana al buen gusto italiano que al lujo. No me gusta esa palabra.

P. Dirige una empresa familiar cotizada ¿Recibe ofertas de compra?_

R. No. Los grupos importantes los conozco bien. Sus dueños son amigos míos y saben que nuestra familia es mejor comprando que vendiendo. Nuestro foco está en desarrollar bien nuestro negocio.

P. Las acciones de Tod’s caen un 24% este año, ¿a qué se debe?_

R. Tenemos una visión industrial a largo plazo. Estamos haciendo grandes inversiones en estrategia digital y comercio electrónico, que nos han de servir para darnos reforzarnos. Y a los mercados y a la Bolsa le interesan casi siempre una vision más de corto plazo. Estamos tranquilos porque cuando hayamos terminado de hacer estos cambios, los mercados volverán a seguirnos como antes. Nuestra empresa es sólida, con productos excepcionales y una alta reputación. Había que hacer estos cambios, si no corríamos el riesgo de hacer daño a la empresa en los próximos años.

P. Usted puso un anuncio en prensa: Politici ora basta, contra la clase política de su país.

R.. Los empresarios tenemos una obligación social cuando estamos en ciertas posiciones. Hay que conseguir que los políticos trabajen de la mejor manera para el país. Es difícil que escuchen a los ciudadanos, hay que hablar por ellos.

P. Está rehabilitando el Coliseo, ¿se siente más importante en Italia?

R. No, en mi familia no damos importancia a estas cosas. Es importante atraer a otras personas, emprendedores, hombres de negocios, para que hagan lo mismo, porque contribuye al desarrollo del país. Necesitamos que Italia crezca. Es una operación cultural, y también económica. Hay mucho trabajo que hacer.

Normas