Breakingviews

El asalto de May a los privilegios británicos

La primera fisura que existe en Reino Unido es la creciente disparidad entre jóvenes y mayores

Primera ministra británica Theresa May.
Primera ministra británica Theresa May. Getty Images

Theresa May, la nueva primera ministra de Reino Unido, dedicó sus primeras declaraciones en su nuevo cargo el 13 de julio a prometer apoyo a los trabajadores y a los menos ricos. Si va en serio, puede hacer mucho en lo que respecta a la corrección de las disparidades económicas que desempeñaron un relevante papel en la votación sobre la salida de la Unión Europea.

La primera fisura es una disparidad creciente entre jóvenes y mayores. El primer grupo votó abrumadoramente a favor de permanecer en la UE, mientras el segundo se decantó mayoritariamente a favor de la salida. Los ingresos de los pensionistas se han seguido aumentando después de la recesión, pero los ingresos de los hogares en edad de trabajar han caído, según el Instituto de Estudios Fiscales. May podría abordar este problema desmontando el llamado triple-lock, que estipula que las pensiones estatales se elevan de acuerdo con la cifra más alta del crecimiento de los precios, el crecimiento del salario o un 2,5%. Subir las pensiones al mismo ritmo que los ingresos podría ahorrar 15.000 millones de libras en 2050, según afirma el Instituto de Estudios Fiscales (IFS).

Luego está el ahorro. George Osborne, que ha sido sustituido como ministro de Finanzas por Philip Hammond, lega un sistema que favorece a los que ganan y ahorran mucho. Por último, May podría abordar el bajo gasto de Reino Unido en infraestructura pública y la escasez de viviendas. La construcción anual de casas se sitúa muy por debajo de las 250.000 unidades necesarias para mantener el ritmo de la demanda y controlar la inflación de los precios de las viviendas.

El gran inconveniente es que May se enfrentará al calor político de las facciones que se encuentran más a la derecha del Partido Conservador, así como a los votantes de mayor edad que son sus principales partidarios. Pero si la nueva primera ministra de Reino Unido quiere unir las deshilachadas piezas que componen Reino Unido, tiene que ceder algo. El trauma causado por la votación a favor de abandonar la UE le ha dado la excusa perfecta para tomar decisiones difíciles.

Normas
Entra en El País para participar