Breakingviews

¿Quién ostenta el poder del petróleo?

La supremacía del crudo no es para el que más tiene, sino para quien influye en su precio

Planta de Saudi Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudí.
Planta de Saudi Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudí.

EE UU tiene más petróleo que Arabia Saudí, según un nuevo estudio de la consultora noruega Rystad Energy. Sus reservas (264.000 millones de barriles) son casi una quinta parte superiores a las estimadas del reino del desierto. Sin embargo, la supremacía del crudo no es para el que más tiene, sino para quien controla el precio. Las reservas son una importante medida para estimar la oferta futura y los ingresos potenciales de los productores. Pero solo vale la pena contabilizarlas si pueden producirse económicamente en el tiempo.

Arabia Saudí –el mayor exportador de petróleo del mundo– tiene una gran ventaja: su crudo es barato de producir y está en gran parte sin regular. No se puede decir lo mismo de EE UU, donde la industria se está asfixiando poco a poco por el desplome de los precios del crudo en los últimos dos años. La producción estadounidense se ha reducido cerca de un millón de barriles al día, hasta los 8,7 millones de mayo, cuando el precio se situaba de media en 48 dólares. En comparación, la producción saudí ha permanecido en 10 millones de barriles diarios y el reino dice que podría sumar hasta 2,5 millones en cualquier momento. Su capacidad para mantener los precios bajos significa que el país saudí decide cuáles son las reservas viables económicamente.

Algún día, si los pozos comienzan a secarse y otras fuentes de energía no han tomado el relevo del petróleo, quien más tenga podrá ser importante. Hasta entonces, la supremacía en las reservas es menos relevante que la influencia sobre los precios. Ahí, Arabia Saudí no tiene rival.

Normas