Automoción

Alemania investiga un cártel de acero en empresas del motor

Un empleado de una fábrica de acero
Un empleado de una fábrica de acero REUTERS

Las principales automovilísticas alemanas y proveedores de componentes para el setor de la automoción del país germano, en concreto, Volkswagen, Daimler, BMW, Bosch y ZF, reconocieron ayer que están siendo investigadas por las autoridades de Competencia alemanas por un posible pacto de precios en la compra de acero como materia prima para su producción.

La oficina de Competencia del país confirmó ayer que el pasado 23 de junio abrió una investigación sobre seis fabricantes de automóviles y sus proveedores de componentes en el marco de una mayor investigación sobre pactos anticompetitivos en el sector del acero. En concreto, las autoridades han entrado en las oficinas y han requisado material de estas compañías mencionadas, entre otras.

“Unos 50 directivos de empresas relacionadas con el acero están implicados en este cartel de precios. Estaban además en connivencia con la polícia y con organizaciones criminales con los que llevaban a cabo las operaciones relacionadas con el acero”, señalaron en un comunicado desde las autoridades germanas de Competencia. No quisieron detallar qué empresas están implicadas.

Volkswagen, por su parte, si admitió que las autoridades han entrado en sus oficinas por esta investigación. “Confirmamos que representantes de la Oficina de Competencia han investigado nuestra sede en Wolfsburg por una investigación en curso. Estamos cooperando con las autoridades”, señalaron. También Daimler, BMW, ZF y Bosch admitieron la investigación. Opel dijo no estar siendo investigada.

Normas