Unión Europea

Guindos intenta in extremis frenar la multa por el déficit

Podría comprometerse a aplicar nuevas medidas de ajuste para antes de fin de año

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. EFE

El ministro en funciones de Economía, Luis de Guindos, viajará este miércoles hasta Estrasburgo para intentar frenar in extremis la multa a España por incumplir deliberadamente el objetivo de déficit en 2015.

Guindos se reunirá con el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, y con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. Según fuentes españolas, el ministro adelantará a los dos máximos responsables del expediente las alegaciones de España contra la multa. El ministro podría concretar también nuevas medidas de ajuste para antes de fin de año, tal y como ofreció a Bruselas por escrito el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

La CE deliberó hoy en Estrasburgo sobre la situación presupuestaria de España y Portugal y dejó visto para sentencia el expediente. Tanto en Madrid como en Bruselas se da por seguro que la Comisión concluirá en las próximas horas que ambos países “no tomaron medidas efectivas para corregir el déficit”.

“La decisión se tomará muy pronto”, señaló Moscovici tras la reunión de la Comisión, pero se negó a aceptar preguntas sobre los términos del debate o sobre la inminente decisión. El comisario francés se limitó a recalcar que “se aplicarán las reglas del Pacto de Estabilidad, pero esa aplicación debe hacerse de manera inteligente”. La CE intentó en mayo saltarse el Pacto y conceder a España una prórroga de un año (hasta finales de 2017) para rebajar el déficit por debajo del límite del 3% sin pronunciarse todavía sobre el cumplimiento en 2015. Pero el Gobierno alemán frenó la maniobra y obligó a la CE a emparejar ambas decisiones.

Bruselas se verá ahora obligada a tomar una decisión sobre la multa para poder conceder la prórroga. Y ese paso podría consumarse este mismo jueves. Guindos intentará este miércoles que la acusación de incumplimiento deliberado del Pacto en 2015 no se traduzca en una sanción pecuniaria, que podría llegar hasta 2.000 millones de euros.

El ministro, según las fuentes consultadas, insistirá en que la bajísima inflación (responsabilidad del BCE) mermó la recaudación fiscal. Madrid atribuye a ese factor dos o tres décimas de las ocho en que se superó el objetivo del 4,2%. El Gobierno también recuerda el impacto presupuestario de los tratamientos contra la hepatitis C. La CE, de momento, considera que, aún así, la desviación se debió en gran parte a las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy en un año electoral.

Normas