Perfil

Jordi Gual: El economista discreto de CaixaBank

Experto en el área macroeconómica, el reservado Jordi Gual ha sido el elegido para convertirse en el presidente no ejecutivo de la entidad catalana.

Caricatura de Jordi Gual, nuevo presidente no ejecutivo de CaixaBank.
Caricatura de Jordi Gual, nuevo presidente no ejecutivo de CaixaBank.

El relevo generacional en la banca y las grandes compañías españolas sigue su curso. El último traspaso de poder se anunciaba esta misma semana en CaixaBank. Aunque hace ya dos años que Gonzalo Gortázar era nombrado consejero delegado de la entidad, la salida de Isidro Fainé de la presidencia –que se convierte en no ejecutiva– y el nombre de su sustituto acaparaban desde hace tiempo todas las miradas. Un economista de prestigio que se ha ganado el respeto del sector a base de trabajo y prudencia ha sido el elegido para el relevo. Jordi Gual (Lleida, 1957) aseguraba con motivo de su nombramiento que encara esta nueva etapa “consciente del peso de la responsabilidad, pero también con una mezcla de humildad y entusiasmo”.

No figuraba entre las numerosas listas de favoritos para el puesto que surgieron cuando se dio a conocer el retiro de Fainé a la Fundación La Caixa, pero la elección de este hombre de confianza, de la casa, doctor en Economía por la Universidad de California, Berkeley, y licenciado en Ciencias Económicas con premio extraordinario por la Universidad de Barcelona, ha parecido bastante lógica a gran parte del sector. Y es que el que hasta ahora ejercía como director ejecutivo de planificación estratégica y estudios de CaixaBank encaja perfectamente en el perfil de presidente que la entidad necesitaba. Es el chairman que el Banco Central Europeo pedía. Experto en materia macroeconómica, parece contar ya con el beneplácito de la institución que dirige Mario Draghi, cuya aprobación oficial necesita para empezar a ejercer sus nuevas funciones.

En su currículum destaca precisamente su paso por las instituciones europeas, donde fue consejero económico en la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros en la Comisión entre en los noventa. Entre 2002 y 2005 trabajó también en Bruselas como parte del grupo de asesoría económica sobre Competencia. Muchos de los numerosos artículos que ha publicado versan igualmente sobre la integración europea de la que ha formado parte y que defiende.

En su artículo Unión Bancaria: ¿de hormigón o de paja?, publicado hace tres años, Gual ahondaba en la necesidad de acertar en el diseño de la fase transitoria de ese proceso, para lo que consideraba que la eurozona debía dotarse de “mecanismos paneuropeos suficientemente potentes y creíbles para garantizar la estabilidad financiera y bancaria”. Ahora desde la cúpula de CaixaBank, y trabajando codo con codo con Gonzalo Gortázar, tendrá que enfrentarse a una regulación financiera europea cada vez más amplia y estricta y afrontar su tarea en un entorno de bajos tipos de interés.

Los escritos de este autor de numerosos libros y publicaciones académicas y en prensa no se limitan a la temática europea, también ha tratado otros muchos temas como la economía industrial o creación de empleo.

Jordi Gual se incorporó al grupo La Caixa en 2005 para hacerse cargo del servicio de estudios de la entidad, a cuyo perfeccionamiento ha dedicado sus esfuerzos desde entonces con el objetivo de que los análisis de CaixaBank Research fueran fiables y rigurosos, una meta que el economista parece haber alcanzado.

Gual, profesor de la escuela de negocios IESE, es conocido por contar, no solo con grandes conocimientos sobre economía y capacidad de análisis, sino también con la habilidad de explicarlos de forma didáctica. También le gusta generar discusión y debate en las numerosas charlas y eventos en los que participa, aunque tiene fama de ser muy prudente a la hora de expresar sus propias opiniones.

Pero si por algo es conocido el nuevo presidente no ejecutivo de la gran entidad catalana es por su discreción. Hombre amable y de buen trato, Gual está casado y tiene dos hijos, pero guarda con celo lo relacionado con su vida personal. Todo lo que trasciende sobre él son sus numerosos logros profesionales por lo que es especialmente conocido en Cataluña, pero también en el extranjero.

Miembro de la junta directiva del Círculo de Economía, también conoce de cerca el mundo de la empresa, ya que sido consultor de grandes compañías industriales y financieras, así como de numerosas fundaciones y organismos internacionales. Tampoco faltan en su dilatada carrera reconocimientos –como el premio de investigación del European Investment Bank–. Al currículum de Jordi Gual parece no faltarse ningún requisito para asumir la misión que Isidro Fainé le ha encomendado.