Breakingviews

Trump dibuja a una Clinton republicana

El candidato del Partido Republicano acusa a su rival demócrata de apoyar pactos de comercio internacional que han dañado a los trabajadores estadounidenses.

Donald Trump durante su visita a Escocia.
Donald Trump durante su visita a Escocia.

El candidato presidencial estadounidense Donald Trump tiene una nueva estrategia: etiquetar a la demócrata, Hillary Clinton, como republicana. En un discurso el martes, el magnate inmobiliario que ganó las primarias republicanas atacó a los acuerdos comerciales con México y Japón y acusó a la exsecretaria de Estado de apoyar pactos que perjudican a los trabajadores estadounidenses. Eso pone a Clinton más en línea con el Partido Republicano. Es un intento de atraer a los votantes que aún respaldan al senador demócrata de Vermont, Bernie Sanders.

Trump ha intentado apelar a lo que llama el hundimiento de la clase media criticando la globalización. Quiere dilapidar la Asociación Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés). Es la misma posición que mantuvo Sanders, que dijo que haría todo lo posible para garantizar que Trump perdiera, pero que no ha salido de la carrera demócrata. Trump también quiere renegociar el Tratado de Libre Comercio Norteamericano, impulsado durante la administración de Bill Clinton.

La estrategia podría hacer efecto en votantes de estados indecisos clave como Ohio y Pensilvania

La estrategia podría hacer efecto en los votantes de estados indecisos clave como Ohio y Pennsylvania, regiones que se han visto especialmente afectadas por los cinco millones de trabajos del sector manufacturero que se han perdido en Estados Unidos durante los últimos 15 años.

Clinton ha encontrado un mayor apoyo en el comercio. Además de respaldar el acuerdo norteamericano, también apoyó el TPP hasta que Sanders lo convirtió en un tema importante en las primarias demócratas. Trump utilizó palabras de Sanders contra Clinton, citando su frase de que ella ha votado “a favor de cada acuerdo comercial que ha costado a los trabajadores de este país millones de puestos de trabajo”.

La postura comercial de Trump lo enfrenta con un principio central de la clase dirigente republicana. De hecho, la Cámara de Comercio de Estados Unidos –organización proempresarial que casi siempre respalda al Partido Republicano– reprendió públicamente su posición el martes. A ello le siguen los movimientos de destacados republicanos como el exsecretario del Tesoro, Hank Paulson, para respaldar públicamente a Clinton. La presión de Sanders ya ha obligado a Clinton a dar marcha atrás en su apoyo al TPP. Trump simplemente lleva la batuta de la moda democrática.