Los expertos actualizan sus previsiones

El Ibex, con potencial del 20% tras la tormenta

El Ibex, con potencial del 20% tras la tormenta

Solo han hecho falta dos sesiones para hacer tambalear al Ibex 35. La decisión de Reino Unido de separarse de la Unión Europea puso fin a la buena racha que experimentaba el selectivo desde el 11 de febrero. En concreto, el índice de referencia de la Bolsa española se anotaba hasta el jueves 23 de junio un 14,7%. Sin embargo, el viernes la situación se invirtió y el Ibex registró la mayor caída de su historia al cierre. El lunes continuaron los descensos debido a la resaca del referéndum y la tradicional caída que suele registrar la Bolsa después de la celebración de las elecciones.

Ha habido que esperar al martes, para asistir al primer rebote no solo en el Ibex, sino en el resto de plazas europeas. Ante el ascenso registrado ayer la pregunta pasa ahora por saber si el selectivo español ha tocado suelo o todavía tiene más margen de caída.

Óscar Germade, analista de BNP Paribas Personal Investors, señala que los nuevo mínimos anuales registrados a comienzos de esta semana no pueden considerarse todavía un suelo, sino más bien “un mínimo desde el cual el mercado reacción ayer”. En opinión del experto lo acontecido en la última sesión es solo un rebote. Para que se forme un suelo serían necesarios dos factores. Por un lado, que el Ibex supera la zona de máximos registrados durante los futuros el pasado viernes (8.000 puntos) y, por otro, que el selectivo no baje de los 7.500. “Este último nivel son los mínimos registrados por la Bolsa española a finales del verano de 2013”, señala Germade. “Si el selectivo consigue superar en el futuro los 8.000, entonces podríamos estar hablando de algo más que un rebote”, remarca. De acuerdo a lo indicado por el experto, de conseguir esta hazaña, el Ibex cerraría así el agujero que se abrió entre el cierre del jueves (8.885 puntos) y la apertura del viernes. “De no alcanzar, sería un signo de debilidad”, concluye.

Otros expertos que coinciden en la idea de afirmar que el Ibex no ha tocado suelo son Marc Artés, consejero delegado de Trading Intradía, y Sergio Puente, analista de XTB. Los dos fijan como suelo los 6.000 puntos. Eso sí, antes de caer a ese nivel, Artés establece como soporte clave los 7.500. “Si se pierde esa zona, el retroceso nos llevaría al origen de la gran subida de mediados de 2012, es decir, los 6.000 puntos”, especifica.

Identificado el suelo, ahora es el turno de averiguar cuánto podría subir la Bolsa española en el medio plazo. Excluyendo los valores más extremos, los expertos le concederían un margen de recuperación de 20% (9.420 puntos), pero existen matices.

El más conservador de los analistas consultados es Miguel Paz, de Unicorp Patrimonios, que fija como techo a medio plazo los 8.600 puntos (potencial del 9,7%). Para alcanzarlo es necesario que se confirme el rebote de la banca que en la actualidad cotiza en niveles de 2012, con “lo que estarían descontado problemas de solvencia y de rentabilidad”, sentencia. No obstante, el experto cree que en el futuro más inmediato el Ibex se moverá entre los 8.220-8250 puntos. Es decir, respecto al cierre de ayer le otorga un potencial del 5,3%. En esta subida “no existirán valores protagonistas, sino que habrá una rotación de activos”, apunta.

Por su parte, Germade y Artés establecen la zona de los 9.300 puntos (potencial del 18,7%). “Para conseguirlo sería necesario que las empresas mejoren sus resultados, es decir, que se estabilicen y recuperen sus beneficios y que avance de las regiones clave para las firmas españolas como Latinoamérica”, añade el experto de BNP. Desde Trading Intradía, señalan que si la incertidumbre se evapora y el Ibex remonta el vuelo, tendría como primera meta la superación de la zona de los 8.300 enteros. “A pesar de que serían buenas noticias, la confirmación de que la espiral bajista ha llegado a su fin no la tendríamos hasta ver al Ibex por encima de los 9.300 puntos, máximos de finales de abril de este año”, analiza el experto. 

En la misma línea que los dos anteriores se mueve David Galán de Bolsa General. El director de la firma cree que la primera resistencia clave en el medio plazo son los 9360 puntos. Como resistencias intermedias estable los 8912 puntos y 9155 puntos, dejando el soporte en los soportes en los 7500 puntos y, en el peor de los casos en los 6.000 puntos. "El sector bancario es uno de los claros culpables de este mal comportamiento del Ibex en el último año y del desplome de la bolsa italiana. El sectorial europeo tiene objetivo bajista pendiente hacia 71 puntos, lo que marcaría que todavía debería caer algo más. Tras esta sobreventa en los mercados deberíamos asistir a alguna importante recuperación", subraya.

Eduardo Faus, analista técnico de Renta 4, apunta que desde 1997 –año en el Ibex registró la mayor caída intradía–, cuando los descensos han sido igual o superiores al 5%, en hasta 47 veces, la Bolsa ha vuelto al resultado de partida (en primer mes suele recuperar el 80%). En base a esto, de aquí a septiembre el Ibex podría subir hasta los 8.850. A medio plazo, Faus le otorga un margen de revalorización de entre el 21% y el 27% (9.500-10.000 puntos), aunque cree que el camino está repleto de resistencias.

La lista la cierra Sergio Puente, de XTB, que identifica como primer resistencia los 9.000 puntos y superado esta, los 11.000. Para esto sería necesario que se despejen las dudas sobre los posibles acuerdos comerciales con Reino Unido y la formación de un Gobierno capaz de aprobar los presupuestos y cumplir la política económica impuesta por Bruselas.