Calificación crediticia

S&P: el 'brexit' arrebata a Reino Unido la triple A

S&P: el 'brexit' arrebata a Reino Unido la triple A
REUTERS

S&P ha quitado a Reino Unido de la lista de países con mayor calificación crediticia. La agencia de calificación ha quitado la triple A al país y ha situado su nota en AA, dos escalones por debajo, tan solo unos días después de que el país votara a favor de su salida de la Unión Europea.

Según S&P, la decisión de rebajar dos escalones la deuda del país se debe a que la decisión de votor a favor del 'brexit' es un acontecimiento "fundamental" que dará lugar a un marco menos predecible y estable en el país, por lo que afirma que tiene que revaluar su visión sobre el país.

La agencia de calificación de riesgos ha optado por mantener la perspectiva negativa a Reino Unido, con lo que busca reflejar el riesgo de las perspectivas económicas y fiscales del país, así como al crecimiento de su economía.

También alerta sobre el riesgo que supone para la capacidad de financiación del país en el mercado y la evolución de la financiación de la banca mayorista, de la que más de la mitad está denominada en otras divisas. Así como del riesgo de que la libra deje de ser considerada una moneda refugio.

En su nota, S&P asegura que no está claro cómo se ejecutará la salida de Reino Unido de la Unión Europea y de qué efectos tendrá en la economía del país. Así, afirma que no está claro que los otros 27 países miembros de la UE permitan a los productos británicos acceder al mercado común sin tasas arancelarias y recuerda que el 44% de las exportaciones del país van a otros países europeos. Además, afirma que otras tasas arancelarias a las exportaciones, e incluye a la industria financiera británica, provocan mayores dudas desde su punto de vista.

La firma de calificación de riesgos destaca los beneficios que ha tenido para Reino Unido su pertenencia a la UE, entre los que apunta la llegada de flujos de inmigración que han potenciado la transformación de su economía o que su papel como países de la UE ha favorecido la posición de Londres como centro financiero global.

S&P apunta que durante los últimos 43 años, Reino Unido ha atraído sustanciales inversiones extranjeras que han favorecido su papel como centro financiero mundial.

Sobre el sector financiero, S&P destaca que la decisión de votar a favor del brexit podría favorecer que las firmas financieras, especialmente las extranjeras, opten por otros destinos cuando tengan que tomar decisiones de inversión.