Bolsa

La banca europea pierde casi 140.000 millones en Bolsa

Ningún país se salva de la quema en dos sesiones de infarto para las entidades europeas

Desplome en bolsa de la banca europea Ampliar foto

La pesadilla de la banca europea continúa. El desplome histórico que sufrió el sector el viernes pasado, tras conocerse que los británicos habían votado por abandonar la Unión Europea (UE), se prolongó hoy. El brexit provocó ese día una caída del 14,3% en el índice sectorial elaborado por Bloomberg, que reúne la cotización de las 50 mayores entidades financieras de todo el continente europeo. Hoy, lejos de remontar, los bancos siguieron a la baja, y perdieron un 7,76%. En total, el sector se ha dejado más de un 20% de su capitalización bursátil en solo dos jornadas. Algo nunca visto hasta la fecha.

En valores absolutos, esta súbita caída implica que las entidades financieras de toda Europa han perdido más de 137.438 millones de euros de capitalización entre el viernes y el lunes.

Entre las firmas que acumulan los mayores descensos se encuentran las británicas y las italianas. Royal Bank of Scotland se ha dejado un 30,42% en estas dos sesiones catastróficas. Barclays, por su parte, sufrió prácticamente revivió hoy la caída sufrida el jueves, la mayor en siete años, volviendo a ceder más de un -17%. Los títulos bursátiles de estos dos bancos tuvieron que ser hoy suspendidos a primera hora de la mañana porque llegaron a perder más de un 10%.

Entre las 10 entidades financieras que más se han desplomado durante la jornada de hoy y la del viernes (cuando se conoció el voto favorable al brexit) hay cinco italianas. Los dos campeones nacionales, Intesa Sanpaolo (el mayor por volumen de activos) y Unicredit (la entidad con mayor presencia internacional), hay sufrido un castigo en Bolsa de casi un 30% en tan solo dos sesiones

DEUTSCHE BANK AG 10,54 1,60%
Ante esta situación, el Gobierno se está planteando un rescate financiero, de unos 40.000 millones de euros, para acabar con la hemorragia. Matteo Renzi habría iniciado ya las conversaciones con Bruselas para que le permita articular fórmulas de apoyo al sector bancario italiano sin que estas tengan la consideración de ayudas de Estado.

En el caso de la banca española, las dos entidades más castigadas han sido las que tienen más presencia en Reino Unido: Banco Santander y Banco Sabadell, que cayeron un 21,8% y un 22,3%, respectivamente.

  • Consecuencias negativas

“Hoy no es un buen día para Europa”, aseguró hoy el consejero delegado de Deutsche Bank, John Cryan en un comunicado. “Aún no podemos llegar a atisbar las consecuencias del brexit, pero no cabe duda de que serán negativas para las dos partes [Reino Unido, y la Unión Europea]”.

Durante la jornada, las casas de análisis no pararon de emitir informes en los que recomendaban rebajar la exposición al sector bancario europeo. Pero, ¿qué tiene que ver la banca italiana con la salida de Reino Unido de la UE?

En primer lugar, hay un efecto macroeconómico. Durante el proceso de divorcio se frenarán muchas decisiones de consumo e inversión en Reino Unido, lo que provocará una ralentización de su economía. Ya hay expertos que hablan de recesión. Los problemas británicos se trasladaran a Europa Continental, que también verá como se frena su ya de por sí pírrico crecimiento. En este contexto, los bancos verán como se frena su negocio principal: los préstamos a familias y empresas.

En el caso de la banca de países periféricos (como España o Italia), a ese factor se une otro más: el posible deterioro de los bonos públicos que tienen en balance. El viernes ya se empezó a ver que los mercados afrontaban una fase de mayor prudencia, lo que hace que muchos inversores busquen activos periféricos y abandonen la deuda española o italiana. En este aspecto, la labor del Banco Central Europeo (BCE) será fundamental.

Los analistas de Barclays han revisado a la baja su recomendación sobre el conjunto de la banca europea, hasta ‘neutral’, al destacar el riesgo de contagio de los movimientos contrarios a la Unión Europea. También anticipan que si la economía británica entra en recesión el Banco de Inglaterra bajaría los tipos de interés desde el 0,5% actual hasta el 0%, lo que dificultaría más el negocio de los bancos.

El comienzo de la semana no solo incluye las rebajas de Barclays sobre la banca europea. Otras firmas como JPMorgan y Citigroup se unen a los recortes de perspectivas sobre el sector financiero europeo.

JPMorgan sostiene que la banca europea podría sufrir descensos de hasta el 13% de media en sus beneficios a medio plazo, hasta el año 2018. Entre las entidades más damnificadas figurarían Deutsche Bank, UBS y Credit Suisse.

La huida generalizada de valores bancarios ha provocado nuevos mínimos históricos en Bolsa en dos grandes bancos europeos como Deutsche Bank y Credit Suisse.