Reino Unido

El temor de las empresas españolas al día después

Las cotizadas tendrán impacto a corto plazo por la salida de Reino Unido de la UE

Esperan que el proceso sea ordenado y que el libre comercio se restablezca.

La Bolsa de Madrid
La Bolsa de Madrid REUTERS

La incertidumbre ante el futuro de entorno económico de la Unión Europea por la salida del Reino Unido del mercado único europeo se extiende a todas las empresas con vinculación con el Reino Unido y a las británicas fuertemente internacionalizadas. Todos los sectores tienen motivos de preocupación ante el panorama histórico que se abre a partir de ahora: 

  • CEOE

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha lamentado la victoria del 'Brexit' y considera que ahora es “el momento de la estabilidad”. El reto común es abordar una “salida ordenada” del Reino Unido y construir una Europa “más fuerte y más competitiva”. 
En un comunicado, la patronal señala que las 39 organizaciones empresariales nacionales, de los 34 países que componen la Confederación Europea de Empresas (Businesseurope), entre ellas su homóloga británica (CBI), han trabajado de manera “muy intensa” en favor de la permanencia del Reino Unido, explicando cuáles son las “serias consecuencias” de abandonar la Unión Europea. Lamentó que esos esfuerzos “no han sido fructíferos”, por lo que desde la patronal dicen “respetar” pero “lamentar” la decisión del pueblo británico de dejar la Unión Europea.  

  • Banco Sabadell

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha asegurado que el resultado del referéndum en Reino Unido, que ha dado la victoria al 'Brexit', no cambia la estrategia de la entidad en dicho país. "El despliegue de la potencia comercial de TSB, el enfoque 'retail' de esta filial y la exitosa ejecución de la migración tecnológica son las bases de la creación de valor y son independientes del estatus del Reino Unido frente a la Unión”, ha subrayado Oliu.

En su opinión, aunque el nuevo escenario puede dar paso a un período de incertidumbre a corto plazo, cabe esperar que el nuevo marco de relaciones entre la UE y el Reino Unido sea “adecuado, salvaguarde el libre comercio y la libertad de movimiento de capitales entre ambas partes y permita una positiva evolución económica a medio y largo plazo”.

  • BBVA

BBVA ha descartado un “impacto relevante” en sus resultados y en su capital ante el voto de los británicos a favor de salir de la Unión Europea, al tiempo que ha considerado que afronta la actual situación desde una posición de “clara fortaleza relativa” por la diversificación geográfica del grupo y su modelo de negocio. Fuentes del banco presidido por Francisco González han explicado a Europa Press que BBVA tiene una posición de liquidez “extraordinariamente” holgada para gestionar una volatilidad extrema en los mercados.

La entidad ha puesto en valor que apenas tiene presencia en Reino Unido, en donde cuenta con 158 empleados, lo que supone el 0,1% de la plantilla del grupo, y con activos que representan el 0,3% del balance total. Las fuentes han certificado que el 'Brexit' tendrá un impacto económico “negativo” en Reino Unido, que será “incierto” porque dependerá de los acuerdos comerciales y del papel financiero de Londres, que ahora se tienen que negociar. 

  • Santander

En un comunicado de esta mañana, el banco Santander ha afirmado que "aunque el nuevo escenario puede dar paso a un período de incertidumbre a corto plazo, cabe esperar que el nuevo marco de relaciones entre la UE y el Reino Unido sea adecuado, salvaguarde el libre comercio y la libertad de movimiento de capitales entre ambas partes y permita una positiva evolución económica a medio y largo plazo. Tanto el Reino Unido como el resto de países de Europa tienen la convicción de que el libre comercio contribuye al bienestar de sus ciudadanos y es en este marco que esperamos se desarrollen las negociaciones comerciales que se establezcan.

  • Telefónica, pérdida de valor de O2 y freno a la OPV de Telxius

El Brexit podría devaluar un 20% el valor de O2, filial británica de Telefónica, en el caso de que quisiera volver a venderla o bien colocar una participación en Bolsa, según las estimaciones de Kepler Cheuvreux citadas por Bloomberg. El nuevo escenario y la sacudida de los mercados financieros retrasarán cualquier transacción en esa dirección.

La operadora española quiso vender la división a Hutchison, pero la Comisión Europea vetó la operación bajo fuertes presiones de las autoridades reguladoras británicas, que se oponían a la transacción. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, dijo en la junta de accionistas de mayo que la compañía iba a abrir un periodo de reflexión sobre su presencia en Reino Unido.

La caída de la libra también penaliza a Telefónica, que ve como las operaciones de O2 pierden valor al contabilizarse posteriormente en euros. La filial británica aporta cerca de 1.800 millones de euros al grupo en términos de ebitda. A favor de la compañía está el hecho de que cerca del 13% de la deuda está nominada en libras esterlinas con lo que la depreciación de la moneda británica frente al euro, reduce costes financieros.

En términos generales, la crisis de los mercados financieros sorprende a Telefónica en pleno proceso de desapalancamiento. La compañía podría verse obligada a retrasar operaciones como la salida a Bolsa de Telxius, filial que engloba torres de telefonía móvil y cables submarinos. Telefónica no había tomado todavía una decisión definitiva sobre esta colocación. La teleco podría optar por la venta directa de estos activos a algún comprador.

  • IAG

International Consolidated Group (IAG), holding de aerolíneas que integra a British Airways, Iberia Vueling y Aer Lingus, considera que la victoria del voto para abandonar la Unión Europea no tendrá un impacto material a largo plazo en su negocio. Aunque avanza, en un hecho relevante remitido a la CNMV, que este año el beneficio de operaciones no crecerá en los mismos niveles de 2015

“Aunque IAG continúa esperando un incremento significativo en el beneficio de las operaciones para este año, ya no prevé generar un incremento absoluto en el beneficio de las operaciones similar al registrado en 2015”, apunta textualmente.

Dirigida por el irlandés Willie Walsh, IAG eludió la semana pasada referirse al Brexit durante la junta de accionistas celebrada en Madrid. El primer ejecutivo vino a decir que se trataba de una decisión de los ciudadanos británicos, en la que la empresa no quería influir. Eso sí, Walsh recordó en su discurso que "el sector de la aviación y los consumidores europeos, incluidos los del Reino Unido, se han beneficiado del libre comercio y el espacio aéreo común europeo".

  • Iberdrola

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha sido uno de los últimos afectados en reaccionar al brexit. En una nota de prensa, Galán señala que “respetamos la decisión del pueblo británico. Queremos asegurar a nuestros clientes que sus necesidades serán, como lo han sido siempre, nuestro principal objetivo y que ScottishPower continuará invirtiendo en las redes y las energías limpias necesarias para asegurar el suministro en el Reino Unido”.

Reino Unido es un mercado clave para Iberdrola desde que en abril de 2007 comprase la ScottishPower, su mayor desembolso hasta al momento: 17.200 millones de euros. La compañía ha experimentado un importante crecimiento en los distintos negocios energético: distribución eléctrica, renovables (eólica terrestre y marina), con unas inversiones previstas de 8.400 millones hasta 2020. El 25% de su evita se genera en reino Unido.

En este país tiene 6.700 empleados; cuenta con 6.500 MW de caapcidd instalada y cuenta con 5,5 millones de clientes eléctricos y de gas.

  • Ferrovial

Ferrovial es el conglomerado de infraestructuras español con mayores intereses depositados en el país anglosajón. Concretamente, logra del Reino Unido el 36% de su facturación total, frente al 28% que obtiene en España, y un 9% de su resultado bruto de explotación, “por lo que puede ver mermada su cuenta de resultados en libras”, comenta el analista de mercados de XTB Jaime Díez.

El grupo que dirigen Rafael del Pino e Íñigo Meirás tiene en el país importantes contratos de construcción, entre los que destacan su participación en el proyecto ferroviario Crossrail o la modernización del alcantarillado de Londres. También es propietario del mayor grupo de servicios, nacido de la integración e Amey y Enterprise, que genera el 64% del negocio total de Ferrovial Servicios y además, es primer accionista del aeropuerto londinense de Heathrow y de otros tres aeródromos regionales (Aberdeen, Glasgow y Southampton).

La empresa confía en su estructura de cobertura de divisas y en la política de diversificación geográfica para combatir el impacto de una libra debilitada. Ferrovial acaba de entrar en el mercado australiano de los servicios con la compra de Broadspectrum, y hace hincapié en su crecimiento en mercados como Estados Unidos y Canadá.

Al margen de este escudo frente a una notable exposición a Reino Unido, el grupo de infraestrcuturas y servicios siempre ha manifestado que su actividad en ese mercado se alimenta localmente, al no ser el suyo un negocio exportador. En este sentido, la preocupación de Ferrovial respecto a su negocio en Reino Unido se ha centrado en los últimos meses en las restricciones presupuestarias en lo que toca a los servicios urbanos que atiende a través de Amey.

En una declaración pública, Ferrovial ha apuntado que "respeta la decisión del Reino Unido de separarse de la UE", pero remarca que el proceso "se prolongará a lo largo de los próximos dos años". La compañía asegura que "mantendrá su presencia en el país, desarrollando con total normalidad sus actividades en aeropuertos, servicios, construcción y autopistas para sus usuarios y clientes”.

  • Inditex

Inditex no aporta oficialmente cuánto da el mercado británico a sus cuentas. Sin embargo, la consulta de los resultados aportados a la Companies House, el equivalente al Registro Mercantil español, las distintas cadenas que operan en Reino Unido suman una facturación que ronda los 600 millones de libras. A tipo de cambio de finales de enero, cuando se cerró el ejercicio de 2015, equivaldría a una aportación de unos 786 millones de euros. Una cifra que se vería bastante afectada por la caída de la libra respecto al euro tras la victoria del brexit. El grupo cuenta con más de un centenar de establecimientos en Reino Unido, con una presencia muy destacada en vías comerciales como Oxford Street, en Londres. La compañía cerró 2015 con una facturación global de 20.900 millones.

El grupo presidido por Pablo Isla no hizo ayer ninguna valoración al respecto del triunfo de los defensores de salir de la Unión Europea. Sin embargo, el máximo ejecutivo de la compañía se ha referido en repetidas ocasiones a su preferencia por la permanencia de Reino Unido dentro del mercado común. La última ocasión fue la presentación de resultados del primer trimestre de Inditex, hace 10 días, cuando señaló ante los analistas que “respetando la decisión de los británicos, creemos que una Europa sin Reino Unido sería más débil, igual que el propio Reino Unido sería más débil fuera de Europa”.

  • Turismo

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, cree que el sector “no puede ser alarmista” ante la victoria del brexit porque “afectará poco en el medio y largo plazo”. En declaraciones a Europa Press, Estalella ha admitido que espera “un día complicado”, pero ha indicado que la verdadera preocupación radica en la relación que a partir de ahora se establezca entre la UE y el Reino Unido y el empuje que pueda suponer para los movimientos populistas en otros países de la UE. 

También se muestra consciente de que el 'Brexit' llevará casi con toda seguridad a una depreciación de la libra que encarecerá para los británicos toda estancia turística en España. No obstante, ha recordado que los británicos “ya tienen sus vacaciones en España pagadas hasta octubre”, por lo que el escenario de incertidumbre se abriría, en todo caso, a partir de entonces. Incluso, con esta consideración, el presidente de CEHAT no cree que se vaya a producir “un cambio radical” ya que los turistas británicos “son tremendamente fieles y consideran a España como su playa y su país”. 

 La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) se ha mostrado “expectante” pero “tranquila” sobre el impacto de la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE), al considerar que España se mantendrá como uno de los principales destinos turísticos para los ciudadanos británicos. “El turista inglés lo que busca en España es el clima y la gastronomía, no es muy relevante que permanezca o no en la UE a la hora de fijar su destino”, ha dicho el vicepresidente de la CEAV, Carlos Garrido.

Las cinco claves de la CEOE para guiar la política europea

En la reunión mantenida este viernes por Businesseurope, en la que ha participado activamente CEOE, se han identificado las cinco claves que deberían guiar la política europea, pues ve “fundamental entender las señales y aprender las lecciones que se extraen de estos días”.

El primer punto pasa por “centrarse en aquellas cuestiones en las que Europa puede aportar un valor añadido real y abstenerse de actuar en aquellas cuestiones en las que la acción nacional o regional es más idónea”. “Más Europa, sí, pero allí donde se precise y menos donde no aporte valor añadido”, subrayan.

También instan a “definir e implementar una verdadera estrategia global que se traduzca en una acción coherente orientada al exterior y que cuente con un componente económico fuerte”, así como a poner en marcha políticas “inteligentes” que se traduzcan en una menor carga reglamentaria y en medidas favorables a la competitividad, “asegurándose que las palabras van acompañadas de hechos”.

De igual forma, la patronal europea pide “salvaguardar el espacio Schengen de libre circulación, ofreciendo soluciones europeas a la crisis de los refugiados y previendo una gestión inteligente de las fronteras exteriores, como auténticos desafíos comunes que son”.

Por último, ve necesario mejorar la gobernanza de la Unión Económica y Monetaria, avanzando con claridad en las medidas ya anunciadas en el llamado “informe de los cinco presidentes