Las consecuencias del referéndum

Los valores que resisten el maremoto británico con subidas en la Bolsa

Las empresas británica que venden en euros se beneficiarán del desplome de la libra. Los valores ultraseguros, con ingresos blindados también vuelven a la palestra

El consejero delegado de Ryanair ha mostrado su apoyo a la permanencia en la UE. Ver fotogalería
El consejero delegado de Ryanair ha mostrado su apoyo a la permanencia en la UE.

Los británicos han dado un portazo a la Unión Europea después de haber formado parte de ella desde 1973. La libra se ha desplomado a mínimos desde 1985, a 1,227 euros por unidad: la caída frente al euro ha llegado a ser de más del 10% y al cierre de la sesión del viernes en el Viejo Continente cedía más de un 8%. El temido brexit ha tenido un efecto devastador en los mercados de todo el planeta. 

Varias empresas del Ibex se juegan mucho tras el  en el referéndum. Santander, IAG, Ferrovial, Iberdrola, Telefónica, FCC, Aena, Sabadell, Inditex y Sacyr son algunas de las más dañadas, debido a que tienen filiales en Reino Unido o una porción muy importante de sus negocios procede de allí. Las caídas han llegado al 20%: Bankia ha cedido un 20,78% e IAG, un 26,86%

Pero también se puede invertir el argumento: ¿qué compañías se verán beneficiadas del triunfo del brexit? Ni un solo valor del Euro Stoxx 50 ha logrado evitar los números rojos y, curiosamente, las compañías del Footsie son las que menos han sufrido. El índice británico es el que menos ha caído del Viejo Continente, con un retroceso del 2,76%; nada que ver con los desplomes que  han soportado los selectivos del Viejo Continente. El Cac francés se ha dejado un 8,04%; el Dax alemán, un 6,82%; el Mib italiano; y el Ibex 35, un 12,22%.

En el Dow Jones 600 Europe, que también incluye valores británicos, ha habido 30 compañías que han cerrado en positivo; todas ellas, menos una (la compañía de satélites francesa Eutelstat, que ha subido un escueto 0,16%), son británicas. Las empresas dedicadas a los metales preciosos, el refugio más querido en tiempos de tribulación, sacan partido de la confusión.

La minera Rangold, con sede en Jersey, se ha disparado más de un 14%; la minera mexicana Fresnillo, un 11,9%; Polymetal, dedicada al mismo negocio, un 5,8%.

Pero también otras compañías que se beneficiarían de una libra débil han triunfado. El fabricante de semiconductores ARM ha sumado un 5,99%, la compañía de restauración Compass, un 3,9% Rolls-Royce, que sacaría partido de sus exportaciones, ha sumado un 0,7%. Lo mismo ocurre con la firma de logística Rexam, con un alza del 1,18%. La compañía de hospitales Mediclinic ha logrado cerrar en positivo con un 3,52% y también los laboratorios GlaxoSmithKline (3,71%) y Astrazeneca (3,41%). Otros nombres de postín que han subido son Pearson (+2,93%), British American Tobacco (+2,56%), Unilever (+2,48%), Diageo (+2,45%) y BP (+1,73%).

El director de inversiones de  Avantage Fund, Juan Gómez Bada, explicó a este periódico que lo más lógico es que se firme un tratado de libre comercio entre Reino Unido y la UE, lo que a medio plazo tendría un efecto limitado en la economía. Pero hoy el pánico impone su ley.

Araceli de Frutos, socia directora de la eafi a la que da nombre y asesora del fondo Alhaja Inversiones, asevera en una nota a clientes que "el impacto más fuerte de caída lo tendrán los bancos, tanto británicos como europeos y los sectores cíclicos británicos poco internacionalizados por caída abrupta del crecimiento en su economía".

La experta añade que lo únicos valores británicos en Alhaja son Asos e Imperial Brands, "ambas empresas internacionalizadas y que a la hora de escribir esta nota están cayendo mucho menos que mercado, de hecho Imperial Brands está subiendo". "Se está modulando la volatilidad y exposición a renta variable con venta de opciones", finaliza.

De entrada, las empresas más exportadoras de Reino Unido o con más ingresos en otras divisas se beneficiarían a corto plazo. Por ejemplo, el gigante mundial de las telecos Vodafone, que logra más de la mitad de sus ingresos en la zona euro,ha subido un 0,64%; la firma de moda Burberry (+1,53%), que solo obtiene en Reino Unido el 10% de su facturación.

Está por ver qué aranceles se restablecen, pero el proceso será largo, y hasta entonces las empresas inglesas que venden en euros se beneficiarán de la debilidad de la divisa británica. A largo plazo, y una vez que se comprueben los efectos en los intercambios comerciales entre la UE y Reino Unido, los exportadores de la zona euro pueden ganar, en detrimento de los británicos.