Referendum en Reino Unido

Supongamos que gana el 'brexit' ¿qué pasa ahora?

Peatones caminan junto a un cartel de la campaña del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) a favor del 'brexit' en Londres (Reino Unido).
Peatones caminan junto a un cartel de la campaña del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) a favor del 'brexit' en Londres (Reino Unido).

Los británicos deciden el jueves si el Reino Unido permanece o no en el club de la Unión Europea (UE). Las últimas encuestas dan una ligera ventaja a los que quieren permanecer, pero no se trata de una ventaja suficiente como para despejar las dudas sobre el resultado de las votaciones. Por ello ¿qué ocurriría si ganase el sí al brexit? La patronal CEOE ha elaborado una guía practica de cómo sería el proceso y sus consecuencias:

1. ¿Cómo puede salirse un país de la Unión Europea? ¿En qué consistiría el procedimiento?

Según el artículo 50 del Tratado de la UE, el proceso de salida, en este caso del Reino Unido, se activaría una vez que el país notificara formalmente al Consejo Europeo su deseo de abandonar la Unión.

El primer ministro, David Cameron, debería realizar esa notificación inmediatamente. Y solo a partir de entonces se abriría un periodo de dos años (prorrogables por unanimidad del Consejo Europeo) para alcanzar un acuerdo entre los miembros comunitarios que fijara los términos de la salida. Para estas negociaciones, la UE adoptará un mandato de negociación y nombrará a un jefe negociador.

2. ¿Podría Reino Unido revocar la notificación de abandonar la UE?

El Tratado de la UE no prevé esta opción. La única posibilidad que recoge el artículo 50 es que el Estado miembro que abandona la Unión pueda luego volver a integrarla, por el método tradicional de adhesión.

3. ¿Participará el Reino Unido en las negociaciones del acuerdo de salida?

No. El Estado que solicita la salida no puede participar ni en las deliberaciones ni en las decisiones del Consejo Europeo.

4. ¿Cuál es el plazo máximo para negociar el acuerdo de salida?

No hay un periodo claro del todo. Aunque el artículo 50 del Tratado de la UE marca un plazo de dos años, no delimita cuánto puede durar la prórroga que podría aprobar el Consejo Europeo.

Es más que probable que esta prórroga, de tiempo indeterminado por la ley, se tenga que adoptar debido a la dificultad del trabajo que supondrá adaptar el importante volumen de normativa europea ahora aplicable en el Reino Unido. En concreto, la legislación europea vigente se eleva casi 100.000 actos jurídicos, de los cuales 19.292 son Directivas, Reglamentos etc. y 2.755 son acuerdos internacionales.

5. ¿Qué mayoría haría falta para aprobar el acuerdo de salida?

La ley exige una mayoría cualificada del Consejo Europeo. Si bien el Parlamento Europeo tendría poder de veto, dado que se precisa su visto bueno de manera previa a la decisión del Consejo.

6. ¿Cuándo se haría efectiva la salida y en qué posición estaría el Reino Unido mientras tanto?

En el momento en el que el Consejo adopte el acuerdo alcanzado o, en su defecto, al cabo de dos años, siempre y cuando no se adopte una prórroga. Hasta entonces, el Reino Unido seguiría siendo miembro de la UE y se le aplicaría el acervo comunitario.

En este punto, la patronal española asegura que durante este tiempo "a efectos políticos el Reino Unido quedaría muy debilitado, además de aislado". Además, su presidencia del Consejo (prevista para la primera mitad de 2017) quedaría en el aire y no se tendrían en cuenta sus opiniones sobre los asuntos comunitarios.

7. ¿Incluiría el acuerdo de salida los términos de la relación futura entre Reino Unido y la UE?

No. Por ello, tendrían que negociarse dos acuerdos distintos. Uno que delimite los términos de la salida y otro de carácter comercial, que establezca las futuras relaciones entre ambas instituciones.

8. ¿Cuánto tiempo tardará en normalizarse la situación?

A los dos años de negociación del acuerdo de salida, habría que sumar como mínimo una media de otros cinco años, según los expertos, para negociar un pacto comercial. Hay quien habla de un proceso negociador de incluso más de diez años.

9. ¿Qué grado de incertidumbre rodea todo este proceso?

Los empresarios alertan de que la incertidumbre será "muy alta" porque no hay precedentes. De hecho, precisan que el Reino Unido "dependerá de la buena voluntad negociadora de los restantes 27 Estados miembros; porque si no hubiera acuerdo y tampoco prórroga, al cabo de dos años el país dejaría de ser miembro de la UE y quedaría solo bajo las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). El resultado sería que el 90% de las exportaciones británicas quedarían sujetas a aranceles.

Es más, desde CEOE alertan de que esta elevada incertidumbre se contagiaría al resto de la UE. Sobre todo, a aquellos países miembros donde los euroescépticos y populistas tienen más peso. Por ello, uno de los mayores riesgos del brexit es que la UE tenga que hacer frente a una "cascada de consultas similares a la británica, como ya ha anunciado el Frente Nacional en Francia".

10. ¿Qué opinan los empresarios?

Tanto CEOE como su homóloga británica (CBI) y la confederación de Empresas Europeas (BusinessEurope) se han posicionado claramente a favor de la permanencia del Reino Unido en la UE. "La incertidumbre es el peor enemigo del crecimiento económico", aseguran desde la patronal española; y todas las previsiones ,añaden, "apuntan a un empeoramiento de dicho crecimiento e, incluso de una entrada de la economía británica en recesión".

10.