Encuesta de Presupuestos Familiares

El gasto de los hogares españoles en restaurantes y bares se dispara

El gasto de los hogares españoles en restaurantes y bares se dispara Ampliar foto

El gasto medio por hogar alcanzó los 27.420 euros en 2015, un 1,4% más que el año anterior. En términos constantes, es decir, eliminando el efecto de los precios, el aumento fue del 2,2%. Se trata del primer incremento registrado desde el año 2008. Así lo refleja la encuesta de presupuestos familiares publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por persona, el gasto medio se situó en 10.960 euros, un 1,9% más y, en términos constantes, el aumento fue del 2,7%. Los datos del INE reflejan la mejoría del consumo privado, el principal motor de la economía española. 

Los españoles gastaron 207 euros más en comidas y bebidas fuera del hogar

La estadística del INE permite conocer a qué se destina el presupuesto familiar. El 31,8% del gasto de los hogares se va a vivienda y suministros (agua, luz o electricidad). Los alimentos y bebidas no alcohólicas son el segundo grupo de bienes más relevantes y se llevan el 15,1% del presupuesto familia. El transporte supone un 11,5%.

Respecto a 2014, llama la atención el importante incremento registrado en el epígrafe de hoteles, cafés y restaurantes. Cada hogar destinó 2.548 euros a estos servicios, un 9,1% más que el año anterior. En comidas y bebidas fuera del hogar, las familias españolas gastaron 207 euros más. No hay otro grupo de bienes que haya registrado un aumento tan notable. Así, los españoles salen más de casa. Otras estadísticas ya apuntaban esa tendencia. Por ejemplo, según datos de la Agencia Tributaria, el consumo de cerveza marcó un récord en 2015.  

El gasto por hogar descendió en tres epígrafes. En vivienda y suministros, en transporte y en comunicaciones. Sin embargo, ello no se debe a una decisión de las familias de destinar menos dinero a esos servicios, sino que se explica por la caída de los precios. De hecho, en términos constantes, el gasto aumentó en todos los tipos de bienes y servicios.

A pesar del repunte del gasto, el presupuesto familiar se ha reducido por el efecto de la crisis económica. En 2007, el gasto medio alcanzaba los 31.641 euros, una cifra que hoy se ha reducido un 13,7%. El patrón de consumo también se ha modificado. Actualmente, los españoles destinan el 3,54% de su presupuesto a salud frente el 2,98% registrado en 2007. Ello se debe a que, cuando las familias pierden renta, primero prescinden de servicios no esenciales como el ocio. En cualquier caso, la mayor proporción de gasto en salud también es un reflejo del recorte de las bonificaciones en los medicamentos prescritos por la sanidad pública.

Los recortes elevan el peso de la sanidad y la educación en el presupuesto familia

En la misma línea, el presupuesto que destinan los hogares a educación también se ha incrementado como efecto de la subida de las tasas universitarias y de la reforma de la enseñanza superior que exige que los estudiantes cursen un máster tras acabar el grado universitario. En alimentos, cuya demanda es más inelástica, las familias destinan el 15% de su presupuesto, un punto más que antes de la crisis. En cambio, el presupuesto familiar en ocio y cultura ha pasado del 7% en 2007 al 5,8%. En hoteles, cafés y restaurantes, los españoles hoy gastan el 9,29% de su presupuesto frente al 10,2% en 2007.

Por comunidades autónomas, el INE indica que el País Vasco fue la comunidad en la que el gasto por persona alcanzó el mayor nivel (13.997 euros). Seguido por Madrid (12.678 euros), Navarra (12.678 euros) y Cataluña (12.164 euros). La media nacional se situó en 10.960 euros. El gasto medio por persona más bajo se registró en Ceuta (8.135 euros), Melilla (8.841 euros) y Canarias (9.009 euros). La diferencia entre los dos extremos es notable: el gasto en el País Vasco fue un 72% superior que en Ceuta.