Peligros del uso de redes digitales gratis

No codiciarás el WiFi del vecino

No codiciarás el WiFi del vecino

En vacaciones, recién llegado a un edificio o en casa de un amigo y sin WIFI. Entonces se hace un barrido y se descubre que hay redes cercanas sin contraseña. Podría acceder a una de ellas y es probable que nadie se enteraría. 

Aunque parezca mentira, y aunque los propietarios no hayan protegido la red con contraseña los expertos de la firma de cibeseguridad Kaspersky Lab recomiendan evitar “tomar prestado” el WiFi ajeno.

1. Propósitos maliciosos

Los usuarios deben tener cuidado cuando se trate de WiFi “gratis” ya que los ciberdelincuentes suelen instalar estas conexiones con el objetivo de robar credenciales de usuarios. Esto suele suceder en sitios muy frecuentados, como cafeterías, centros comerciales o parques públicos cercanos al centro de la ciudad, y no hay forma de saber si una red WiFi llamada “Casa de Susana” es en realidad de Susana o de ciberdelincuentes.

 2. ¿Seguri…qué?

Si se ha podido acceder a la red del vecino sin contraseña, debe tener en cuenta que la seguridad no es algo importante para ellos. Es decir, que cualquiera puede hacer lo mismo. El hecho de acceder a esta red significa que se confía en las “buenas prácticas” del vecino, tanto como para conectar el dispositivo. Si tiene algún tipo de infección en su sistema, puede llegar al  dispositivo, así que más vale que la solución de seguridad sea buena.

 3. La velocidad mata

Cuando se utiliza el WiFi del vecino, no solo hay que preocuparse por la velocidad que tiene contratada, sino también por el número de personas y dispositivos conectados a la red. Supongamos que están viendo una película en Netflix, el hijo jugando a League Of Legends y el marido descargando y actualizando todas las aplicaciones de su teléfono; si se quiere descargar la discografía de Rihanna y la última temporada de Juego de tronos, seguramente no se podrá hacer a una gran velocidad.

 4¿Merece la pena?

Los dispositivos contienen muchos datos valiosos. Todo, desde información del trabajo hasta fotos familiares y recuerdos digitales. Vale la pena pararse y pensar ¿De verdad, estoy dispuesto a ponerlo en peligro por no pagar la propia red WiFi?.  “Tomar prestada” la red WiFi del vecino no es solo ilegal, sino también imprudente.

Lo mejor es contratar un plan de datos y asegurarte de proteger tu red con una contraseña difícil, y también de instalar un software de seguridad en tus dispositivos para tener una protección extra cuando navegues por Internet.

 

 

Ocho reglas de seguridad para el uso de WiFi público

1. No confíe nunca en redes WiFi que no requieran contraseña. Los cibercriminales suelen crear estas redes para acceder a tus datos personales.

2. Las redes que piden contraseñas tampoco son del todo fiables. Un cibercriminal puede averiguar fácilmente la contraseña de una cafetería o de un centro comercial y crear un punto de acceso a una falsa red con el mismo nombre.

3. Desconecta el WiFi cuando no se esté usando. Esta medida protege los datos y ayudarán a ahorrar batería en tu dispositivo. Comprueba que este no tenga activada la opción de conectarse automáticamente a una red desconocida. Si la tiene, desactívala. Esta medida también le protegerá de los métodos de rastreo que usan algunas organizaciones.

4. Al utilizar una red wifi pública no abra la cuenta bancaria o cualquier otro servicio importante. 

5. HTTPS solamente. Algunas páginas web son compatibles con https, que cifra todo lo que se envía y recibe de la página web. Algunos ejemplos son: Google, Wikipedia y Facebook. Si puede, active esta opción para todos los servicios más importantes.

6. Recomendaciones para los usuarios de Google Chrome, Firefox y Opera: si viaja mucho y conecta el ordenador portátil en cafeterías, hoteles y otros lugares públicos, instale un plugin especial para el navegador, que permite el acceso seguro a Internet.

7. Plantéase el uso de una red privada virtual o VPN. Se trata de un buen método para proteger los datos, ya que el servicio VPN cifra todo lo que envías.

8. ¡Instale una buena solución de seguridad! Por ejemplo, Kaspersky Internet Security, cAfee, Symantec, AVG, F-Secure o Fortinet le alertará al conectarte a una red poco fiable y evitará que los cibercriminales accedan a tus contraseñas.