Infraestructuras

Sacyr disparará su cartera con un macrocontrato en Italia

Gana una autopista con 2.800 millones en obras y 12.600 millones de ingresos

Manuel Manrique, presidente de Sacyr.
Manuel Manrique, presidente de Sacyr.

Sacyr inicia la remontada tras el anuncio de su salida del Ibex. La compañía que preside Manuel Manrique se ha alzado en Italia con un contrato, que aún debe hacerse firme, que promete ingresos de 12.600 millones de euros en los próximos 50 años por la gestión de una autopista. Tras la conclusión del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, este nuevo encargo vendrá a engordar la cartera del grupo tanto en el área de construcción como de concesiones. Al cierre de 2015, Sacyr declaraba contratos pendientes de ejecutar por 5.062 millones en el primer negocio, con una evolución prácticamente plana en el ejercicio, por los 13.339 millones en ingresos futuros que acumula a través de Sacyr Concesiones, que sumó más de 2.000 millones en 2015, especialmente en Colombia y Uruguay.

La firma española de infraestructuras tiene el 49% del consorcio ganador, formado con su tradicional socio en el país transalpino, la especialista en construcción de carreteras INC, con la que trabaja desde 2003. La adjudicación provisional ha sido confirmada por el cliente, Autostrade del Lazio, participada a partes iguales la gestora pública de carreteras Anas y la región de Lazio.

El proyecto en cuestión es el corredor intermodal entre las ciudades de Roma y Latina, de 186 kilómetros. Además de participar en la construcción, con actuaciones por 2.800 millones de euros, Sacyr jugará el rol de operadora de la infraestructura durante el citado periodo máximo de 50 años. El encargo incluye la conexión Cisterna-Valmontone.

A por un aeropuerto en Paraguay

Sacyr compite por el contrato de obras de ampliación, y posterior explotación durante 30 años, del aeropuerto internacional Silvio Pettirossi de Paraguay, el mayor de este país latinoamericano, informa Europa Press.

El proyecto, por el que también pujan Vinci y un consorcio local, permitiría a la compañía entrar en el negocio de aeropuertos y dar un paso más en la estrategia de expansión internacional.

Lanzado bajo la modalidad de colaboración público-privada, el peso de la oferta técnica ha sido del 40%, por el 60% que ha ponderado la oferta económica. La licitación fue puesta en marcha a finales de 2011, sufrió una suspensión temporal y finalmente fue revitalizada el pasado 18 de diciembre, una vez que el Ministerio de Transportes italiano garantizó la disponibilidad de fondos. La autopista está incluida en el listado de infraestructuras estratégicas CIPE y en el Documento Económico Financiero, que recoge las prioridades de la región.

Una vez confirmada la adjudicación, el grupo español y su socio local deberán acometer los 68 kilómetros de la autopista Roma-Latina; 31,5 kilómetros de carretera entre Cisterna y Valmonte, y otros 46 kilómetros de vía para conectar estas autopistas con la red comarcal de carreteras, entre otros encargos.

El rival en este proceso ha sido precisamente su socio en la obra del Canal de Panamá, Salini Impregilo, al que batió claramente. El consorcio de Sacyr rozó los 96 puntos, por los 81,4 obtenidos por la mayor constructora italiana, según trascendió el pasado mes de marzo.

Precisamente, el consejo de Sacyr, con Manuel Manrique al frente, afronta esta mañana la junta de accionistas a unos días de la inauguración de la obra del Canal, donde hay en juego reclamaciones por cuantiosos sobrecostes. Entre los puntos sometidos a votación, el primer dividendo flexible (scrip dividend), que permite a los accionistas elegir entre cobrar en acciones, hacerlo en efectivo o mediante una combinación de ambas fórmulas. También figura la reelección de cuatro consejeros, entre ellos el presidente Manrique, que cuenta con una participación del 5%.