Infraestructuras

Las constructoras activan defensas tras la caída de Abengoa e Isolux

El sector defiende su solvencia técnica y financiera ante bancos e inversores

Tendido de vía en la línea de alta velocidad entre Medina y La Meca, en Arabia Saudí.
Tendido de vía en la línea de alta velocidad entre Medina y La Meca, en Arabia Saudí.

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, es de los que piensa que derrumbes como los de Abengoa e Isolux, o los problemas de ejecución en el AVE de Arabia Saudí, ya no deberían generar una crisis de confianza generalizada en el sector español de las infraestructuras: “Fuera nos conocen muy bien a cada uno de nosotros y se nos examina individualmente. Ya no se nos mide como un conjunto homogéneo”, explicó a este periódico en la reciente junta de accionistas de su empresa. Pero el dinero es desconfiado y las empresas están trabajando para salvarse de una incipiente crisis de confianza.

“La banca internacional vuelve a estar asombrada ante los casos de corrupción e insolvencias que hemos tenido en España este mismo año. Han perdido mucho dinero, especialmente con las infraestructuras en este país, y sus comités de riesgo han vuelto a poner el foco sobre nosotros”, advierte un alto directivo del sector que prefiere no ser identificado.

La cotizada Elecnor ha mantenido reuniones con la banca en las últimas semanas para resaltar que su balance está saneado y su deuda bien estructurada. No se trata de una epidemia, sino de casos aislados, señalaron desde la compañía en los contactos con los acreedores.

Entre la alta dirección de Sacyr, en estos días celebrando la conclusión de las obras del Canal de Panamá, también se reconoce que existe preocupación entre los financiadores de infraestructuras por las últimas crisis empresariales en España.

Los casos de insolvencia y corrupción alarman a la banca internacional

“Ha habido un problema de escasa transparencia en la deuda e incumplimiento de expectativas. ¿Alguien puede creer que los graves problemas de la constructora Odebrecht en Brasil no afectan al resto de referencias del sector en su país? En España sucede algo parecido”, apunta una de las fuentes consultadas.

Otros grupos con fuerte componente de ingeniería y construcción industrial son ACS (a través de filiales como Cobra e Intecsa) y Técnicas Reunidas, mientras OHL busca un lugar en este floreciente mercado. Para todas ellas se han caído, al menos por el momento, dos competidores de primer nivel.

Al mismo tiempo, FCC trabaja al ralentí en lo que toca a la búsqueda de nueva cartera de proyectos (mientras Carlos Slim toma el relevo de Esther Koplowitz y sanea la compañía), y también atraviesan malos momentos potencias como la mexicana ICA y la brasileña Odebrecht. El mercado mundial de las infraestructuras ha perdido exploradores y las principales referencias españolas tratan de apuntalar un mensaje de solvencia ante este nuevo escenario.

  • Nuevas oportunidades

La ministra de Fomento, Ana Pastor, acaba de pasar por Cuba y Panamá tratando de colocar la candidatura de la construcción española a nuevos proyectos. En la isla se demandan nuevos hoteles (30.000 camas) y una mejora generalizada en los puertos; mientras el país centroamericano prevé inversiones por 19.000 millones hasta 2019, principalmente en instalaciones de gestión del agua, ferrocarril o puentes.

El pasado ejercicio, empresas españolas ganaron concursos internacionales por más de 55.000 millones de euros, un 14,54% más que en 2014, según datos de Fomento. Ya en el primer tercio de este año las licitaciones internacionales de infraestructuras en las que participan empresas españolas superan ya los 10.000 millones.

En sus contactos con analistas, fondos, bancos y gobiernos de todo el mundo, las constructoras han tenido que defender su prestigio, ganado primero en el mercado doméstico y posteriormente en las principales obras del planeta, ante situaciones como el desplome económico del país hasta rozar el rescate; la quiebra de las autopistas radiales; la paralización de las obras del citado Canal de Panamá a finales de 2013; las acusaciones de corrupción contra OHL en México; años de pérdidas generalizadas y venta forzada de activos. Ahora vuelve a percibirse una amenaza contra la credibilidad de este potente sector.

Marca España inicia una campaña de imagen

“España es uno de los grandes jugadores de la construcción, con seis empresas entre las 20 mayores del mundo. Una de cada tres adjudicaciones importantes es para una empresa española”, expone el Alto Comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros.

La institución ha organizado para el 6 de junio en Madrid un acto de reconocimiento al sector de la ingeniería civil y de la gestión de infraestructuras, titulado España Construye. A través de una conferencia se celebrará la conclusión de las obras del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá por parte de Sacyr.

Además del presidente de esta última, Manuel Manrique, Espinosa de los Monteros ha avanzado que habrá una mesa redonda con la presencia de altos ejecutivos de ACS, Acciona o Ferrovial, entre otras compañías.