Fintech
El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, interviniendo en un congreso sobre 'fintech'.
El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, interviniendo en un congreso sobre 'fintech'.

Las ‘start-up’ que amenazan al seguro

La economía colaborativa y la gestión automatizada pueden cambiar la fisionomía del sector

Accenture ha realizado una exhaustiva encuesta a 3.100 directivos de compañías provenientes de 11 países distintos. Entre esos directivos, 450 pertenecen al sector de los seguros, y 30 de ellos son españoles. Entre los riesgos que reconocen estos ejecutivos para las aseguradoras está la irrupción de compañías start-up que puedan captar parte de su negocio tradicional.

El estudio pone de relieve que los directivos del sector consideran que la tecnología digital transformará la naturaleza de las aseguradoras, incluyendo no solo lo que hacen sino cómo lo hacen.

Respecto al auge de empresas especializadas en soluciones tecnológicas para el sector financiero (fintech) y el asegurador (insurtech), el 90% de los directivos españoles entrevistados señala que este tipo de empresas son uno de los mayores riesgos para su actividades.

“Las aseguradoras ven que hay parte del negocio donde las nuevas compañías tecnológicas les pueden empezar a hacer sombra. Ya sean empresas de nueva creación como firmas más consolidadas”, explica Fernando Acevedo, socio responsable para el sector asegurador de Accenture España.

Este consultor cita varios ejemplos de iniciativas disruptivas para el sector asegurador. Por una parte, las firmas que están desarrollando aplicaciones para el internet de las cosas, “donde hay compañías que ofrecen servicios que pueden complementar al que prestan las compañías de seguros”.

Otra parte es el tema de los seguros colaborativos. “Incitativas como Friends Insurance permiten que un grupo de amigos creen un seguro colectivo, en el que unos se cubren a los otros. Al haber un componente solidario, está demostrado que hay menos siniestros, lo que llega a abaratar la póliza hasta un 25%”.

Por otra parte, la economía colaborativa, con empresas para compartir alojamiento (Airbnb) o coches (BlaBlaCar) ofrecen oportunidades de aseguramiento para el sector.

“También están los ‘robo-advisors’, aplicaciones que ofrecen asesoramiento automatizado para inversiones, que pueden impactar en el negocio de seguros de vida-ahorro”, apunta Acevedo.

Este experto también señala a la tecnología blockchain, que permite garantiza pagos completamente anónimos, y que podría dar lugar al desarrollo de mercados abiertos de aseguramiento de riesgos. “Puede ser muy disruputivo”.

Los ejecutivos entrevistados también consideran (el 76%) que están expuestos a más riesgos de los que pueden manejar en un contexto digital.

A pesar de reconocer estas carencias y amenazas, las compañías aseguradoras están lejos de transformar sus plantillas para afrontar estos desafíos y de implantar nuevos modelos de trabajo.

Desde Accenture consideran fundamental que acometan cuanto antes la transformación para moverse hacia un modelo de negocio en el que puedan evaluar automáticamente el riesgo de forma directa, individual y en tiempo real, así como ayudar a los clientes a evitar pérdidas.