Mercado inmobiliario

¿Quién desatascará la Operación Chamartín?

Preguntas y respuestas para entender el bloqueo del proyecto urbanístico

¿Quién desatascará la Operación Chamartín?

Este miércoles, las instituciones responsables de desarrollar la conocida como Operación Chamartín volvieron a mostrar su profundo desencuentro. Una escenificación política ante la proximidad de las elecciones del 26J en la que nadie quiere ceder ni dar un paso en falso a la espera de un nuevo Gobierno que pueda resolver el conflicto respecto a los 3,1 millones de metros cuadrados en el entorno de la estación de Chamartín.

P. ¿Cómo comienza este macroproyecto urbanístico?

R. En 1993, Josep Borrell, ministro socialista de Obras Públicas, bendice un acuerdo entre el entonces banco público Argentaria y Renfe para desarrollar la Operación Chamartín, con el fin de cerrar la brecha provocada por el entorno ferroviario al norte de Madrid.

P. ¿Qué proyecto urbanístico se presenta finalmente?

R. En 2015, el administrador ferroviario Adif, BBVA (sucesor de Argentaria), la Comunidad de Madrid, presidida entonces por Ignacio González (PP), y la alcaldesa Ana Botella (PP) alcanzan un acuerdo para rescatar el proyecto rebautizado como Distrito Castellana Norte (DCN). Los técnicos municipales y la empresa DCN –controlada en un 75% por la entidad financiera y en un 25% por Grupo San José– elaboraron un proyecto que fue aprobado inicialmente por Botella, pero que no fue refrendado en el pleno municipal.

P. ¿Por qué Manuela Carmena no refrendó el proyecto heredado?

R. La alcaldesa de Madrid y su equipo han remarcado que creen que es la iniciativa pública quien debe tomar las riendas de ese proyecto. Por eso, el pleno derogó el plan de DCN con los votos de Ahora Madrid y PSOE. Carmena presentó, casi simultáneamente, un proyecto llamado Madrid Puerta Norte, que pretende ser un documento de trabajo para llegar a acuerdos con Fomento –dueño a través de Adif y Renfe de gran parte de los terrenos– y con la Comunidad de Madrid –que debe dar el visto bueno a las modificaciones del Plan General Urbano de la ciudad–.

P. ¿Qué propone Distrito Castellana Norte?

R. DCN se compromete a invertir 6.000 millones en el ámbito a cambio de construir 17.000 viviendas en 20 años, en un plan redactado por el ganador del Premio Pritzker de arquitectura Richard Rogers. Soterrará gran parte de las vías bajo una gran losa, se compromete a una ampliación del metro con tres nuevas estaciones, mejorar los nudos de carreteras, una nueva apertura de cercanías... todo bajo la iniciativa privada, sin supuesto coste para el bolsillo del contribuyente, y donde las Administraciones se benefician de las plusvalías por las ventas de suelo.

P. ¿Y el diseño municipal llamado Madrid Puerta Norte?

R. Es un documento a negociar entre las Administraciones. Deja la iniciativa al Ayuntamiento y a Fomento. Es un proyecto más modesto, que evita un supuesto pelotazo urbanístico y que prevé solo 4.600 viviendas. Ha recibido el apoyo del PSOE. Las plusvalías públicas para afrontar la reforma de la estación de Chamartín provienen de la venta de los terrenos a su alrededor, donde se ubicarían fundamentalmente los grandes edificios de oficinas, y a DCN le dejaría el desarrollo de la zona norte, donde se levantarían 3.600 viviendas. Solo conllevaría la construcción de una nueva estación de metro.

P. ¿Quién es el gran perjudicado por el bloqueo?

REl perjudicado es BBVA, aunque desde el banco se asegura que esos 6.000 millones pueden ir a otras inversiones. La compañía DCN advirtió este miércoles a Carmena que podrían tomar medidas en defensa de sus intereses cuando reciban desde el ayuntamiento las razones de la derogación. Por la parte pública, Adif dejaría de cobrar 1.300 millones por los terrenos. Por eso, los presidentes de Renfe y del administrador ferroviario enviaron una carta al consistorio amenazando con pedir 700 millones en daños.

P. ¿Quién puede desatascar ahora la Operación Chamartín?

R. Dependerá del color político del próximo ministro de Fomento tras los comicios del 26J. Si vuelve a gobernar el PP o recae el puesto en Ciudadanos, podría hacer piña con Cristina Cifuentes (PP) para bloquear el proyecto municipal e impulsar el desarrollo privado, que ofrece mayores plusvalías para las Administraciones y por lo tanto tiene menor coste. Si el titular del departamento recae en Podemos o PSOE, las empresas públicas pueden bendecir el plan de Carmena. En cualquier caso, el acuerdo deberá pactarse entre diferentes partidos para evitar otro bloqueo.

P. ¿Qué plazos existe ahora respecto a este desarrollo urbano?

R. La propuesta de Ahora Madrid requerirá hacer modificaciones del Plan General Urbano de la ciudad, lo que Cifuentes aseguró esta semana que llevaría toda la legislatura y que Carmena cifró en 15 meses. En cualquier caso, el acuerdo entre BBVA y Adif expira el 31 de diciembre, la línea roja señalada por el banco. Será entonces cuando se sepa si las partes siguen interesadas en seguir adelante.

Cronología

1993. El Ministerio de Obras Públicas y Renfe idean la operación y organizan un concurso para desarrollarlo a través de un operador privado. Gana el concurso la empresa DUCH del grupo Argentaria, hoy integrada en el BBVA, recoge Efe.

1997. Fomento, Comunidad y Ayuntamiento crean un consorcio urbanístico junto a Adif y Argentaria.

2006. La entonces ministra de Fomento Magdalena Álvarez anuncia que la operación se hará en cinco años, pero la crisis paraliza el proyecto.

2011. Se disuelve el consorcio de 1997.

2015. Las tres Administraciones y BBVA presentan el nuevo Distrito Castellana Norte. Ante la cercanía de los comicios,Ana Botella (PP) lo congela.

2016. Ahora Madrid y PSOE derogan el proyecto y la alcaldesa Manuela Carmena presenta el nuevo Madrid Puerta Norte.