Desarrollo urbanístico

Adif y Renfe reclamarán daños a Carmena si no da marcha atrás con la Operación Chamartín

Los presidentes del administrador ferroviario y de la operadora envían una carta al Consistorio advirtiendo que pedirán daños por 700 millones si paralizan el desarrollo del BBVA

Adif y Renfe reclamarán daños a Carmena si no da marcha atrás con la Operación Chamartín

Renfe y Adif se sienten perjudicados por la decisión de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, de enterrar la Operación Chamartín impulsada por Distrito Castellana Norte. Así lo aseguran Gonzalo Ferre, presidente de Adif, y Pablo Vázquez, presidente de Renfe, en una carta a José Manuel Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Consistorio. En la reclamación, cifran los perjucios en 700 millones por las inversiones ya realizadas o por los compromisos actuales en obras.

“Nos reservamos todas las acciones que en Derecho nos pudieran corresponder en orden a ser resarcidos por los daños y perjuicios que se nos irroguen”, aseguran en la misiva ambos directivos, “en caso de prosperar la denegación de la aprobación del plan” de Distrito Castellana Norte, una promotora controlada en un 75% por BBVA y el resto por Grupo San José. Por eso, Ferre y Vázquez piden al Consistorio que reconsidere su decisión.

Esta promotora tiene los derechos sobre el 61% de los terrenos fundamentalmente ferroviarios en el entorno de la estación de Chamartín mediante un acuerdo con Adif y Fomento. De hecho, Distrito Castellana Norte se comprometió a pagar 1.300 millones de euros al administrador ferroviario por estos solares.

Según explican los presidentes de las empresas públicas en esta carta, el convenio firmado entre las partes en 2011, Adif se comprometía con cargo a los recursos obtenidos en la operación urbanística a remodelar la estación de Chamartín y a realizar un nuevo túnel de conexión para el AVE entre Chamartín y Atocha.

A esas infraestructuras hay que sumar la obra de Cercanías entre el aeropuerto de Barajas y Chamartín, que se estableció en acuerdos anteriores y que “ya ha sido ejecutada por el Ministerio de Fomento y está en funcionamiento”, advierten en la misiva. De esa suma sale la cifra de 700 millones.

El pleno municipal de Madrid enterró este miércoles finalmente la Operación Chamartín diseñada por BBVA. Por propuesta del área de Desarrollo Urbano Sostenible, los grupos de Ahora Madrid y del PSOE votaron contra la aprobación definitiva de prolongación de la Castellana.

Los dos enterraron así el diseño de la promotora Distrito Castellana Norte. Carmena presentó su nuevo plan Madrid Puerta Norte hace dos semanas, que rebaja a la mitad el área urbanizable y de 17.000 a 4.600 el número de viviendas, y que cuenta con el rechazo de la empresa, Fomento y Comunidad de Madrid.