Alimentación

Lactalis pone a la venta Lauki y paraliza el ERE

La operación incluiría una subrogación de los 85 puestos de trabajo

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (d), durante una reunión con el responsable del Grupo Lactalis, Michel Nalet (i), y con el embajador de España en Francia, Ramón de Miguel y Egea (c), para intentar encontrar una solución al cierre de la factoría.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (d), durante una reunión con el responsable del Grupo Lactalis, Michel Nalet (i), y con el embajador de España en Francia, Ramón de Miguel y Egea (c), para intentar encontrar una solución al cierre de la factoría. EFE

La compañía Lactalis se ha comprometido a poner a la venta su fábrica Lauki en Valladolid durante un plazo de cuatro meses, periodo durante el cual no se va a ejecutar el expediente de regulación de empleo, según han confirmado a Efe varias fuentes de la negociación.

El vicesecretario general de UGT en Castilla y León, Evelio Angulo, ha subrayado que el compromiso también incluye que si se produce la venta se acompañe de “una subrogación” de los 85 empleos que a día de hoy presenta la planta de Valladolid y que la fábrica “no podrá ser adquirida” por ninguna otra de la competencia, es decir “de productos lácteos”.

Además, según ha indicado el viceportavoz del Comité de Empresa y miembro de UGT, Juan Carlos García Serrano, “el compromiso de la empresa es poner a la venta la factoría junto con la Fundación Anclaje y la Junta” y la suspensión de la ejecución del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) hasta el próximo mes de octubre supone que, en su opinión, “se ha ganado tiempo”.

Por último, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO en Castilla y León, Juan Manuel Ramos, ha asegurado que las sensaciones tras este acuerdo “tienen que ser positivas”.

“Anoche acabamos muy tarde todas las reuniones, pero hay que reconocer que este trabajo ha dado sus frutos y que ahora se abre una nueva puerta a la esperanza”, ha referido Ramos.

Por su parte, la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Milagros Marcos, ha juzgado de forma “positiva” el esfuerzo negociador de las partes, aunque ha asegurado que no entiende el cierre.

En opinión de Milagros Marcos, también es “muy importante” que se haya conseguido que en un plazo de cuatro meses se pueda trabajar en la búsqueda de un nuevo comprador y encontrar alternativas de empleo para 85 trabajadores.

Además, según ha apuntado la titular de Agricultura y Ganadería, se ha logrado que las indemnizaciones no estén “por debajo” de los cuarenta y cinco días.