Reunión del Círculo de Economía

El FMI avisa: "Hay demasiados bancos en la zona euro y son demasiado débiles"

Viñals alertó hoy que un 30% de los activos bancarios de la zona euro está en peligro

El representante del FMI aboga por la concentración bancaria

Sede del Fondo Monetario Internacional (FMI).
Sede del Fondo Monetario Internacional (FMI). EFE

"El corazón de la crisis fue el sistema bancario y hoy está mejor que antes en términos de solvencia y liquidez". El director de Asuntos Monetarios y Mercados de Capitales del FMI, José Viñals, lanzó hoy este mensaje positivo, sin embargo, sembró mayores dudas acerca de la situación en Europa. Durante su intervención en la XXXII Reunión del Círculo de Economía en Sitges, Viñals, señaló que el 30% de los activos bancarios pertenecen a entidades que tienen o tendrán problemas y deberán realizar un ajuste severo."Hay demasiados bancos en la zona euro y son demasiado débiles", señaló el representante del FMI.

Viñals defendió que la situación de la banca en Europa es como si un equipo de fútbol saliera a jugar la final de la Champions con 100 jugadores y la mitad sin estar en condiciones. Es decir, un caos. La sobrebancarización es, en su opinión, el principal problema del sector en Europa. Además, la situación actual de perspectivas de crecimiento modestas, baja inflación o tipos negativos presionan a la baja la rentabilidad de un negocio obligado a reinventarse. Las caídas de las cotizaciones bursátiles son un reflejo de la desconfianza que reina hacia las entidades financieras. Para el FMI, resulta ineludible avanzar hacía una mayor concentración bancaria para protegerse de shocks económias y asegurar la rentabilidad.

El FMI pide que Alemania eleve el gasto en inversiones públicas

Las reflexiones de Viñals se produjeron un día después de que el Banco Popular anunciara una macroampliación de capital de 2.500 millones y la venta de activos inmobiliarios para sobrevivir. Más allá de la zona euro, Viñals señaló que en las economías avanzadas, el 60% de las entidades financieras está en una buena situación y el 40% afronta problemas de distinta magnitud. Dentro de este último grupo, el 15% tiene serios riesgos de viabilidad.

"¿Estamos al borde de una crisis?", se preguntó Viñals. Y respondió que no. La previsión del FMI es que la economía crecerá un 3,2% y un 3,5% este año y el siguiente. Aun así, Viñals alertó de que existe el riesgo de caer en una situación de estancamiento, con tasas de crecimiento e inflación mediocres. Ello obligaría a mantener una política monetaria con tipos bajos con el daño que ello genera al negocio bancario.

Viñals lamentó que toda la responsabilidad se centre en los bancos centrales y pidió que las políticas fiscales desempeñen un papel más relevante para incentivar el crecimiento. En este sentido, aseguró que Alemania debería optar por políticas expansivas en la medida en que la situación de sus cuentas públicas lo permite. Recordó que el país germano tiene un déficit en infraestructuras y sería positivo que elevara el gasto público productivo. Respecto a los países que no cuentan con margen de maniobra presupuestaria -como España- Viñals señaló que también pueden llevar a cabo políticas fiscales inteligentes que eleven el potencial de crecimiento. "Si no se hace eso, la confianza se resentirá", avisó. "La responsabilidad de los políticos es fundamental", concluyó.