Entrevista

Natalia de Vega: “Cuando surge la crisis apuesto por la estética de lujo y acierto”

Natalia de Vega.
Natalia de Vega.

Si echa la vista atrás, han pasado 22 años desde que decidiera dar un giro a su vida, coincidiendo con un hecho trágico. Lo recuerda Natalia de la Vega, madrileña de 52 años: "Acababa de fallecer mi segundo hijo con nueve meses y estaba en shock. Yo trabajaba en una compañía de seguros y no le encontraba sentido a la vida”. Siempre había tenido en la cabeza montar un negocio propio, en concreto, un centro de estética, y cuando decidió abrirlo le puso el nombre de tercera hija, Tacha. Hoy, ese pequeño local se ha ampliado y convertido en un espacio de 500 metros cuadrados en el Plantío (Madrid), donde trabajan 29 personas, y en uno de los centros de estética en el que confían empresarias, directivas o actrices, como Maribel Verdú, Aitana Sanchez-Gijón o Paula Echevarría. En septiembre abrirá en pleno Paseo de la Castellana su segundo local, otros 500 metros cuadrados en los que trabajarán otras 29 personas, y en el que ha invertido 1,5 millones de euros.

Pregunta. Abre su segundo centro, esta vez en el centro de la ciudad, ¿era necesario ampliar el negocio?

Respuesta. Es el segundo centro de otros muchos que tenemos previsto abrir en España. El concepto será el mismo que en el espacio original, tendrá una terraza con dos jardines verticales y será un espacio discreto, que es algo que demanda el cliente.

P. Y ese oasis lo encontró en Madrid.

R. Sí, me costó, pero lo encontré. Era el momento de dar el salto porque con un centro único estamos sobrepasados. Necesitábamos un espacio en la ciudad para atender toda la demanda que tenemos, incluso de otras ciudades. Mucha gente nos pedía estar en el centro. Hasta hace ocho años tenía un socio pero teníamos una visión diferente. Cuando surge la crisis apuesto por la estética de lujo y acerté. Decido ir por este sector y tuvimos éxito, y además empezó a venir gente famosa que comieza a subir fotos a Twitter, a Facebook, a Instagram...

P. ¿Debe su éxito, en parte, a las redes sociales?

R. Me han dado un empujón. Si Paula Echevarría dice que se ha hecho un tratamiento de belleza aquí, el teléfono no para de sonar pidiendo lo mismo.

P. ¿Qué demanda la gente en cuestión de estética ?

R. Sobre todo quiere un estilo de vida saludable. En Madrid vamos a tener más clientela masculina, que quiere cuidarse por dentro y por fuera, más que verse guapos. Queremos proporcionar a la gente ese bienestar, que se vea bien por fuera y por dentro. Hay que estar sanos para envejecer mejor.

P. ¿Tienen lista de espera en algún tratamiento?

R. Sí, en el masaje remodelage, del que tengo la exclusiva en España y que costó negociar con su inventora, la francesa Martine de Richeville, y que me obliga a cobrar lo mismo, 150 euros, que ella en sus centros de París, Londres, Nueva York o Bruselas. Es de las mejores inversiones que he hecho. Engancha.

P. ¿En qué otras ciudades abrirá?

R. Iré por partes, pero tengo en mente Marbella y Barcelona. Ahora estoy centrada en los nuevos tratamientos de medicina regenerativa, de hidroterapia del colón, que son temas que preocupan.