Exportaciones de vehículos

China retrasa las compras de vehículos españoles

China ha comprado solo 254 vehículos españoles en el primer trimestre del año.

El año pasado disparó la compra de coches desde España pero las operaciones se han paralizado hasta marzo.

Coches en el puerto preparados para su exportación
Coches en el puerto preparados para su exportación

China solo ha comprado 254 vehículos a España en el primer trimestre del año. Las perspectivas para las exportaciones de automóviles desde España hasta el país asiático eran muy buenas, teniendo en cuenta que el año pasado se vendieron 11.022 unidades frente a las escasísimas 47 compras que se realizaron en 2014.

Con esta cuenta, en el primer trimestre se podrían haber esperado al menos 2.755 exportaciones para mantener el tirón del año pasado, sin superarlo. Sin embargo, las ventas se han quedado en 254 unidades, según los datos de destinos de exportación del vehículo español facilitados por la asociación española de fabricantes de vehículos Anfac.

Desde la patronal, aseguran que no se trata de un problema comercial sino de “los usos y costumbres de ese mercado”. “La práctica china suele ser dejar el grueso de las compras para el segundo semestre del año, sin que hayamos descubierto por qué dividen sus adquisiciones de esta manera”, explicaron.

No es una práctica asiática, a juzgar por el comportamiento de sus competidores. Tanto Corea del Sur como Japón han mantenido sus importaciones desde España estables, lo que hace presuponer que cerrarán el año con unas compras muy similares a las del año pasado.

España ha exportado a Corea 7.203 unidades en el trimestre (el año pasado, se vendieron 28.430 unidades a este país). Japón ha adquirido 1.775 unidades hasta marzo, cuando en 2015 compró 6.915 vehículos a las fábricas españolas.

El peso de los países fuera de la Unión Europea es cada vez mayor desde 2013. En 2013, 2014 y 2015 supuso la cuarta parte de las ventas de los fabricantes españoles en el exterior. En 2015, “se exportaron casi 20.000 vehículos más con otros destinos fuera de la UE que en 2014, según los datos de Anfac.

Sin embargo, la recuperación del mercado interno de vehículos y de los mercados europeos, tradicionales compradores de coche español, están absorbiendo más porcentaje de la producción española de automóviles. Si las expectativas de Anfac suponían que este año se dedicarán a las exportaciones el 85% de la producción, las cifras actuales señalan que se está vendiendo fuera de las fronteras españolas solo el 82% de la fabricación.

Además, dentro de lo que se comercializa fuera de España, los países de la Unión Europea han reforzado su peso en la balanza de reparto de las exportaciones automovilísticas. Mientras que en 2015, el 74,3% de las exportaciones se dedicaron a esta zona de Europa, en el primer trimestre han alcanzado el 75,5% de las comercializaciones.

Los cuatro mercados principales de esta región, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, son los principales responsables de este ascenso. Su peso se ha incrementado en un punto porcentual, pasando de acaparar el 59% de las operaciones de compra en 2015 al 59,9% en 2016.

Dentro de la Europa de los 27, Polonia sube sus compras a España. Ha adquirido 14.069 unidades hasta marzo, lo que incrementa su peso en el conjunto en tres décimas porcentuales.
De los países considerados como “resto de Europa” en las cuentas de Anfac, el más relevante es Turquía. El país representa el 5,8% de las exportaciones en el primer trimestre de 2016, con 36.502 vehículos comprados.