Programa de Estabilidad

La Airef sí cree (con reservas) que se cumplirá el objetivo de déficit

La Airef defiende que si el Gobierno y las comunidades cumplen de forma estricta las medidas de ajuste anunciadas, España puede cumplir el objetivo de déficit público este año.

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), José Luis Escrivá.
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), José Luis Escrivá. EFE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) publicó hoy su informe sobre el Programa de Estabilidad que el Gobierno remitió el mes pasado a Bruselas con las nuevas previsiones de crecimiento y de senda del déficit público. El organismo presidido por José Luis Escrivá sostiene que si el Gobierno y las comunidades cumplen de forma estricta las medidas anunciadas, España puede cumplir el objetivo de déficit público fijado en el 3,6% del PIB.

Según el escenario planteado por el Gobierno, el déficit público bajará este año del 5% al 3,6%. Para ello, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha aprobado un acuerdo de no disponibilidad de 2.000 millones y exigido medidas análogas a las comunidades autónomas por un importe de 830 millones. Además, se prevé que no se ejecuten 680 millones de euros adicionales de los presupuestos regionales. Sin embargo, la Airef señala que los Ejecutivos autonómicos están en proceso de adoptar los acuerdos de no disponibilidad y reclama supervisar la puesta en marcha de la medida.

"Consideramos exigente, pero factible alcanzar el objetivo de déficit público de 2016", sostiene la Autoridad Fiscal. Por nivel administrativo, el organismo considera probable que la Administración central y las comunidades cumplan sus respectivos objetivos de déficit. Da por descontado que los ayuntamientos no rebasarán el límite y, de hecho, prevé que vuelvan a registrar superávit frente al objetivo de cerrar en equilibrio. En cambio, la Airef señala que existe "práctica certidumbre de incumplimiento" del objetivo de déficit de la Seguridad Social. El organismo encargado de abonar las pensiones debería acabar el año con un desfase del 1,1% del PIB y la Airef sostiene que la cifra será mayor. A pesar de este incumplimiento, el superávit de los ayuntamientos podría paliar el desvío de la Seguridad Social y permitir que el conjunto de la Administración cumpla el límite del 3,6% del PIB. En cambio, la Comisión Europea es menos optimista y en su último informe de primavera estimó que el déficit español alcanzaría este año en el 3,9%, incumpliendo el objetivo.

Sobre las previsiones de crecimiento, el organismo supervisor entiende que son realistas. El Gobierno estima que la economía española crezca un 2,7% este año, un 2,4% en 2015 y un 2,5% en 2018 y 2019. Aun así, la Airef alerta de que existen riesgos a la baja que pueden proceder de un crecimiento menor del previsto del PIB mundial, una recuperación más vigorosa del precio del petróleo o la japonización de la zona euro, es decir, un escenario de baja inflación, baja demanda y bajo crecimiento. El organismo público no contempla la situación política interna y la incertidumbre como uno de los elementos de riesgo.

La senda de ingresos y gastos públicos que incluye el Gobierno en el Programa de Estabilidad y que abarcan hasta 2019 generan recelo entre los analistas de la Airef. "A partir de 2017, las proyecciones de ingresos fiscales pueden considerarse conservadoras, mientras que la senda de gasto, en un escenario sin medidas adicionales, parece demasiado optimista", indica la Autoridad Fiscal.

El texto que el Gobierno ha remitido a Bruselas prevé que el gasto en sanidad y educación se reduzca en términos de PIB durante el período 2016-2019. Sin embargo, las proyecciones de la Airef muestran justo lo contrario. Por otra parte, la Autoridad Fiscal cree que la evolución de la recaudación por impuestos indirectos, que incluye especialmente el IVA, se comportará mejor de lo previsto.

En cualquier caso, la senda de consolidación fiscal que plantea el Gobierno es creíble para la Airef. El Ejecutivo prevé que el déficit público bajará al 3,6% este año, al 2,9% el próximo año, al 2,2% en 2018 y al 1,6% en 2019. Así, España cumplirá el próximo año por primera vez desde 2007 el Pacto de Estabilidad de la UE que exige que los números rojos no sobrepasen el umbral del 3%. Sin embargo, Bruselas no cree que ello suceda.