Plan de rescate

Isolux empieza a recibir el auxilio de sus bancos

Luis Delso, presidente de Isolux.
Luis Delso, presidente de Isolux.

CaixaBank, Santander y Bankia han comenzado ya a inyectar parte de los 50 millones que las tres entidades tienen preparados para que Isolux Corsan pueda atender sus compromisos financieros próximos y evitar el concurso, según han señalado fuentes cercanas al proceso.

De hecho, esos 50 millones se irán aportando según las necesidades de Isolux.

En el marco del proceso de reestructuración de la deuda, el objetivo pasa por que las 11 entidades financieras acreedoras de la compañía aporten 200 millones de euros con el objetivo de garantizar su viabilidad.

De estos 200 millones, CaixaBank desembolsará 100 millones. La entidad catalana es uno de los principales acreedores de la compañía y además accionista con el 28% del capital.

No obstante, y según señalan fuentes cercanas a las conversaciones, la banca extranjera acreedora habría mostrado sus reticencias a la hora de participar en el proceso de recapitalización de Isolux.

El plan diseñado para Isolux recoge que los bancos acreedores y los bonistas controlen el 95 % de la compañía, mientras que los actuales accionistas, entre los que se encuentra Luis Delso y José Gomis, verán diluida su participación al 5 %.

En concreto, los bancos se harán con el control del grupo y ostentarán un 52% de Isolux, mientras que los bonistas entrarán en el capital con cerca del 43%.

Isolux, acuciada por un pasivo superior a los 4.600 millones de euros, acumula una deuda financiera de 2.014 millones de euros siendo los bonistas los principales acreedores y estando Santander y Caixabank a la cabeza de las entidades financieras.

En concreto, la deuda asociada al bono emitido en 2014 asciende a 850 millones de euros. Por lo que respecta a la deuda financiera, Santander acumula créditos por importe de 241,2 millones con la compañía, siendo la principal entidad acreedora. A continuación se sitúa Caixabank con 141,2 millones y Bankia con 105,6 millones.

De hecho, las tres entidades concentran el 24 % de la deuda financiera de Isolux.

El presidente de Isolux y uno de los primeros accionistas de la compañía, Luis Delso, continuará como presidente de la empresa hasta que se homologue la reestructuración del grupo, del que saldrá también su vicepresidente José Gomis y el director financiero, Álvaro Delso, hijo del presidente.

Una vez que se cierre el proceso, el exdirectivo de Repsol Nemesio Fernández-Cuesta pasará a ser presidente de Isolux, en la que se mantiene por el momento el consejero delegado, Antonio Portela.