Infraestructuras

Acciona busca constructora en Australia para dar el salto a Asia

El grupo abre oficina en Singapur y tantea la adquisición de una empresa mediana australiana

José Manuel Entrecanales, a la izquierda, durante su discurso en la junta de accionistas de Acciona, celebrada el martes 10 de mayo.
José Manuel Entrecanales, a la izquierda, durante su discurso en la junta de accionistas de Acciona, celebrada el martes 10 de mayo.

El grupo Acciona se suma a ACS y Ferrovial en la búsqueda de oportunidades de crecimiento en Australia, uno de los mercados en auge en el mundo de las infraestructuras, en el que la empresa que preside José Manuel Entrecanales lleva años trabajando. Tras la adquisición de Leighton por parte de ACS, y la opa que está a punto de culminar Ferrovial por Broadspectrum, Acciona negocia la toma de una constructora de obra civil. Fuentes de toda solvencia aseguran que tiene una candidata prefijada, “de tamaño mediano”, pero que aún hay distancia en las valoraciones con la parte vendedora.

Acciona cuenta ya con destacada presencia en el mapa de la construcción, renovables y tratamiento de aguas en Australia. La pretensión de aumentar peso a través de una referencia local incluye la creación de una base de operaciones que llevará al grupo a abrir negocios en Nueva Zelanda o países del sudeste asiático como Singapur (acaba de abrir oficina), ambos con voluminosos planes de infraestructuras. Con una población de 600 millones de habitantes, el sudeste asiático promete inversiones por 7 billones de euros hasta 2030, con especial énfasis en el tratamiento del agua.

  • Defensa del dividendo

¿Interesan Abengoa e Isolux?

Acciona es de las que prima actualmente el crecimiento orgánico sobre las compras, pero no se cierra a adquisiciones en renovables. Entrecanales reconoció ayer que se han estudiado activos de Abengoa, especialmente un proyecto en Israel, y no se cierra a analizar oportunidades sobre Isolux. También avisó que cualquier operación relacionada con una empresa en dificultades suele ser desaconsejada por sus asesores legales. Otra opción a futuro es abrir Trasmediterránea o la inmobiliaria a posibles socios.

La compañía, que celebró ayer su junta de accionistas, dice haber conquistado la normalidad tras el duro impacto de la reforma energética en España, la sequía de financiación bancaria o la debacle del negocio doméstico de la construcción. Tras medidas como la ejecución de un ambicioso plan de desinversiones, la reducción de las inversiones y la cancelación del dividendo en 2013, Entrecanales afirmó que la empresa está dispuesta a retomar el pulso.

En lo que toca el dividendo, el crecimiento del 25% en la remuneración con cargo a 2015, hasta 2,5 euros por acción, servirá “para sentar una base de crecimiento moderado y a futuro”, dijo Entrecanales en su discurso. A pregunta de un accionista, el presidente señaló que la política de remuneración de Acciona precisa un periodo de transición para recuperar niveles que alcanzaron los 3 euros por título antes de que entrara en vigor la reforma energética en España: “Quiero recordar que este cambio regulatorio supone un impacto en el resultado de 300 a 400 millones”. El ejecutivo también puso en valor que el grupo está entregando a los accionistas el 60% de su beneficio en cuanto ha logrado sobreponerse de las citadas adversidades.

En cuanto a la inversión, Entrecanales reiteró la previsión de invertir un mínimo de 2.000 millones al año en renovables hasta 2020. El primer ejecutivo de Acciona se refirió a la “reanudación” de la inversión y a las “grandes oportunidades” en el negocio de las energías verdes.

El 70% de la capacidad de generación instalada en 2015 fue de fuente renovable, y según previsiones de la Agencia Internacional de la Energía habrá nuevas oportunidades hasta 2040 por 500.000 millones de dólares anuales si se aspira a cumplir con los objetivos de la COP21.

ACCIONA 95,25 -1,19%

Como cifra global para el grupo, la inversión estará en torno a 700 millones anuales hasta 2020. Y parece que no se ha excluído definitivamente a España del mapa de desarrollo estratégico: “Puede ser buen momento en determinados negocios siempre y cuando no sean regulados, afectados estos últimos por la incertidumbre política”, señaló Entrecanales a los medios de comunicación.

Acciona también reclamó ayer un nuevo marco normativo para incentivar la colaboración público-privada en el mercado español de infraestructuras. Entrecanales reconoce cierta madurez en el parque de autopistas, AVE y aeropuertos, pero subraya un “déficit preocupante” en infraestructuras de agua, tratamiento de residuos o dotaciones sociales.