Negociación colectiva

CEOE cree que es hora de aflojar la moderación salarial

El vicepresidente de CEOE, Antonio Garamendi.
El vicepresidente de CEOE, Antonio Garamendi.

El Ministerio de Empleo publica mañana la estadística sobre el incremento salarial pactado en los convenios. Este indicador inició el año con fuerza al superar el 1% en enero, febrero y marzo, un nivel inédito desde 2011 y que amenaza con erosionar parte de las ganancias de competitividad logradas en ese período. Todo apunta a que también lo hará en abril, algo que por ahora no preocupa en demasía a la clase empresarial. Así se desprende de las declaraciones del vicepresidente de CEOE y presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, quién se manifestó como un firme defensor de la moderación salarial. “Ha sido fundamental para la competitividad, aunque quizá ha llegado el momento de soltar un poco el cinturón”, señaló durante su intervención en el Foro Diálogos de Internacionalización. Sin embargo, Garamendi recalcó que es imprescindible mantenerla en las pymes. “Pero ahora no puedo adelantar las posiciones, ya que la mesa de negociación no está abierta”, subrayó ante el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y el ex secretario general de UGT, Cándido Méndez.

Ante la posibilidad expresada por algunos partidos, como PSOE o Podemos en la anterior campaña electoral, de derogar la reforma laboral y los elementos de flexibilidad que incluye para evitar despidos, el vicepresidente de CEOE consideró que es imprescindible reformarla, pese a que ha salvado muchas empresas. "Se ha judicializado en exceso y la indefinición de la norma es un riesgo para las inversiones”. En cualquier caso advirtió que los cambios deben ser realizados por los agentes sociales (sindicatos y patronal) y deben quedarse al margen de la acción política. “Tienen que dejar a los empresarios y sindicatos hacer lo que nos toca porque cuando hacemos las cosas, no las hemos hecho tan mal. Cederemos nosotros, los trabajadores y ganaremos todos”, puntualizó.

El vicepresidente de CEOE aprovechó para criticar el excesivo peso que, a su juicio, tienen las cotizaciones sociales que pagan los empresarios en España por sus trabajadores. “Son un 30% superiores a las de Europa y si éstas fuesen como las del resto de países comunitarios, los salarios subirían, seguro”, afirmó. “Somos partidarios de más bases imponibles con menos impuestos, porque cuanto menos impuestos hay más consumo y más inversión”, explicó el dirigente patronal, quién calificó de “abuso” el impuesto que grava el Patrimonio, que debería eliminarse y consideró “erróneo” el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, toda vez que los gravámenes que se aplican en cada autonomías son diferentes.