Industria turística
Empleados del grupo chino Tiens en Madrid.
Empleados del grupo chino Tiens en Madrid. EFE

Madrid revalida su apuesta por ser la capital del turismo de compras

Acoge la segunda edición del Summit Shopping Tourism & Economy

Madrid volverá a acoger la cumbre mundial sobre el turismo de compras. El próximo mes de octubre la ciudad se convertirá de nuevo en la sede del Summit Shopping, Tourism & Economy, que en esta segunda edición llevará por título ‘El ecosistema del turismo de compras y de calidad’ y que tendrá como objetivo la búsqueda de políticas concretas encaminadas a incrementar en dos dígitos este sector en España, y fundamentalmente en la capital.

El encuentro, que volverá a contar con una amplia representación internacional entre sus ponentes y asistentes, analizará el potencial de España como destino de shopping y sobre todo para favorecer un turismo de calidad y sostenible. Todo ello, en un momento en el que el país año tras año logra récords de llegadas de visitantes extranjeros, y en el que las previsiones para este año se mantienen optimistas pese a la incertidumbre provocada por los últimos ataques terroristas de París y Bruselas. Los debates girarán sobre siete pilares: comercio y grandes marcas, inversiones, sistema financiero, accesibilidad y transporte, big data, creatividad e infraestructuras turísticas.

El evento concretará gracias a un amplio panel de expertos de empresas públicas y privadas, tanto nacionales como internacionales, cuáles son las mejores políticas que España, y Madrid, deben acometer para lograr mejoras de doble dígito en el número de visitantes con una alta capacidad adquisitiva de países asiáticos –con China, India y Corea a la cabeza–, americanos, del Golfo Pérsico y de Rusia y las antiguas repúblicas soviéticas, que en los últimos tiempos se han visto penalizados por la devaluación del rublo.

Por el momento, los viajeros de países extracomunitarios tienen aún un peso reducido en el mix de turistas internacionales que llegan a España. Y es que solo el 11,8% del total fueron extracomunitarios, según Global Blue. Un pequeño pastel –el 88,1% restante corresponde a turistas comunitarios– en el que los estadounidenses tienen un peso del 2,2%, seguidos de los japoneses (0,9%), brasileños (0,7%), argentinos y chinos (0,6%, respectivamente) y mexicanos, 0,5%.

Ese 11,8% de los viajeros gastan en compras unos 4.120 millones en España al año, lo que representa según las estimaciones de Global Blue un ticket de compra medio de 515 euros. En el podium del gasto medio por visitante en cada compra en España se encuentra Hong Kong, con 1.049 euros, seguido por China (960 euros) y Estados Unidos (672), muy por encima de los 120 euros diarios que la estadística de Egatur señala como gasto medio de los viajeros extranjeros en España.

La población china se ha convertido en un gran objetivo de las marcas de lujo de todo el mundo por su capacidad adquisitiva y sus volúmenes. En 2015 realizaron viajes internacionales un total de 120 millones de ciudadanos chinos, pero solo el 0,33% optó por España como destino turístico, dejando unos ingresos de unos 400 millones de euros.

En el punto de mira está la capacidad de elevar el número de viajeros extracomunitarios. De esta forma, si la llegada de estos turistas se elevara hasta un 25%, el importe de sus compras alcanzaría los 8.700 millones. Algo que en el caso de la población china, los organizadores de la cumbre ven factible: según las previsiones de crecimiento de los viajeros internacionales hasta 2030, España podría recibir hasta unos seis millones de visitantes del país, lo que supondría ampliar los ingresos generados por ellos hasta los 5.800 millones de euros.

Extrapolaciones a parte, el turismo de shopping en España, y en Madrid –Barcelona lidera las ciudades nacionales con una cuota del 46,74%– en particular, tiene aún un largo camino por recorrer para posicionarse como un destino de referencia. Francia, Italia y Reino Unido ostentan cada uno una cuota del 20%, 15% y 13% respectivamente en el gasto mundial de este sector, mientras que España concentra un 5%, según Global Blue. En el caso de Madrid, la capital se sitúa como la quinta urbe con más gasto de los turistas extranjeros, por detrás de Londres, París, Barcelona y Estambul.

El tesoro de 50.000 millones del ‘tax free’

Los turistas no residentes en la UE se benefician del tax free, el reembolso del IVA para las compras a partir de 90,15 euros. Según datos de EY, el volumen de compras tax free en España asciende cada año a 1.600 millones de euros, una cifra en aumento que alcanzará los 5.000 millones en 2019.

Un gasto que se concentra en prendas de vestir (65%), relojería y joyería (20%) y electrónica (6%).

Pese a que España es el segundo país del mundo por ingresos, solo ostenta un 3,2% de los 50.000 millones de euros del mercado europeo de tax free, que a su vez, representa alrededor del 40% de las compras realizadas por turistas extracomunitarios –si se tiene en cuenta a los viajeros que no reembolsan los impuestos de sus adquisiciones–, elevando la cuantía del sector del turismo de shopping europeo a 125.000 millones de euros.