Movilidad Urbana
Esta rueda convierte cualquier bici en eléctrica

Esta rueda convierte cualquier bici en eléctrica

Kickstarter y otras plataformas de crowfunding se están convirtiendo el principal semillero de grandes ideas y productos innovadores que llegan al mercado por el apoyo de los usuarios que ven en ellos la solución a sus problemas, un sistema que antes tenía que pasar por las grandes empresas y no siempre llegaba a manos del público. Es el caso de la GeoOrbital, el último ingenio "genial", si se nos permite el juego de palabras, que permite transformar cualquier bicicleta en un vehículo eléctrico para movernos de forma mucho más cómoda y segura por la ciudad. Y es que hasta ahora habría que cambiar de montura para poder tener una bici urbana con cierto "empuje" artificial y renunciar, quizás, a esa bici que tanto nos gusta y, probablemente, que tanto nos ha costado.

No nos engañemos, en el día a día no vamos tan preparados para subir cuestas y los que más apuestan por este medio de transporte para evitar los atascos y contribuir al medio ambiente también van de traje y corbata entre semana, prendas que no son precisamente cómodas para ir dando pedales. Es en ese momento en el que una bici eléctrica, como las que se pueden alquilar ya en muchas ciudades españolas, nos da la solución pudiendo, además, adaptarnos a la velocidad del tráfico con velocidades que rondan los 30 Km/hora y sin esfuerzo.

Con el motor en la propia rueda

GeoOrbital es un invento que sustituye los radios de las ruedas por un motor eléctrico que como se ve en las fotografías y el vídeo, recorre el interior de la llanta para darnos el impulso. Tiene modelos compatibles con bicis de entre 26 a 29 pulgadas y lo único que tenemos que hacer es cambiar la rueda delantera de las mismas. Además, es un neumático antipinchazos, porque está creado con un compuesto especial y no lleva cámara de aire. El motor eléctrico tiene una batería que permite alcanzar los 20-30 km/hora, dependiendo del tamaño, con una autonomía de hasta 50-80 Km, suficiente para los trayectos que podemos hacer durante un día, y cuenta con un puerto USB que nos permite ir cargando el móvil mientras vamos pedaleando.

Eso sí, GeoOrbital tiene un pequeño punto negro que es evidente, añadiremos un peso extra a la bicicleta, de entre 5 y 7 kilos aproximadamente dependiendo el modelo y el tamaño de la rueda. De momento, los primeros compradores ya se han hecho con ella a un precio de 499 dólares, pero todavía es posible reservar una a 649 dólares. Si estás interesado, no deberías dudarlo mucho porque su precio de venta al público cuando llegue a las tiendas será de 950 dólares.

Normas