Alquiler turístico

Berlín declara la guerra a Airbnb

Oficinas de Airbnb.
Oficinas de Airbnb. EFE

Berlín ha declarado la guerra al alquiler de casas enteras en plataformas de alquiler turístico como Airbnb, HomeAway o Windu. A partir de ahora, y de acuerdo a lo publicado en The Guardian, estas empresas solo tendrán permitido comercializar habitaciones de viviendas.

La decisión de Berlín, amparada bajo una normativa denominada Zweckentfremdungsverbot -que fue aprobada en 2014 pero que entra ahora en vigor-, busca intentar frenar la subida del alquiler de vivienda en la ciudad. En declaraciones al periódico británico, el jefe de desarrollo urbano de la ciudad, Andreas Geisel, ha asegurado con con esta nueva legislación se pretende contar con "un instrumento necesario y sensible frente a la escasez de vivienda en Berlín ... estoy absolutamente decidido a devolver dichos apartamentos sustraídos a la gente de Berlín y de los recién llegados ".

Los precios de las viviendas de alquiler en Berlín se han disparado un 50% entre 2009 y 2014 y ahora el Ayuntamiento de Berlín ha optado además por hacer un llamamiento a la ciudadanía e instarles a que de forma anónima informen de pisos con comportamiento sospechoso.

Además, según la normativa, los infractores podrían enfrentarse a multas de hasta 100.000 euros en caso de alquilar sus viviendas enteras.

Una de las plataformas de alquiler de vivienda turística, Windu, ha denunciado ya que ha presentado una demanda contra la normativa que acaba de entrar en vigor. Mientras, The Independent asegura que el número de viviendas ofertadas en Airbnb de Berlín han caído un 40% con la entrada en vigor de la normativa.