Supervisión bancaria

El Banco de España supera en tres meses las contrataciones de 2015

El Banco de España oferta 194 plazas fijas entre enero y marzo frente a las 139 de todo el año pasado

Inspectores, técnicos y administrativos son los perfiles más demandados

Fachada de la sede del Banco de España. EFEArchivo
Fachada de la sede del Banco de España. EFE/Archivo EFE

El Banco de España sigue pisando el acelerador en los procesos de contratación de personal ante la demanda de nuevos efectivos que impone el reciente modelo europeo de supervisión única. En solo los tres primeros meses del año, el organismo ha superado ya todas las ofertas de empleo que puso en marcha a lo largo del ejercicio 2015, con especial hincapié en técnicos e inspectores.

El Banco de España viene ofreciendo más de dos nuevos empleos diarios desde el arranque del año. De hecho, apenas habían concluido las fiestas navideñas y el supervisor financiero ya había culminado un proceso selectivo mediante concurso oposición para fichar a 25 nuevos inspectores de entidades de crédito.

¿Cómo se llega a ser inspector?

Convertirse en un inspector del Banco de España no es tarea fácil. Las pruebas de selección pasan por un concurso oposición en la que los candidatos son sometidos a diversas pruebas para comprobar sus conocimientos de contabilidad, derecho mercantil, matemáticas, estadística, cálculo y sistema financiero. Una de las preguntas del examen al que se sometió a la última terna de aspirantes fue la de valorar y comentar la siguiente afirmación: “La crisis ha demostrado que los ratios de solvencia no miden adecuadamente los riesgos subyacentes de una entidad de crédito; por tanto, la exigencia de ratios de capital debería ser sustituida por un ratio de apalancamiento”.

Además, los candidatos eran preguntados sobre el régimen jurídico, las funciones y el tipo de supervisión que rigen a las sociedades de tasación; se les pidió conocer los requisitos para que un valor sea admitido a cotizar en Bolsa o realizar deducciones sobre los elementos de capital de nivel 1. La prueba también incluía preguntas sobre el tratamiento de las sociedades participadas de la banca o el nuevo modelo de rescate europeo.

El ritmo de contratación de efectivos, que ya venía incrementándose en los últimos años, no ha hecho sino aumentar desde la implementación del nuevo sistema europeo de supervisión única puesto en marcha el pasado noviembre. Solo en el primer trimestre del año el Banco de España ha superado ya las ofertas de empleo realizadas en todo el ejercicio 2015.

De esta forma, a los 25 inspectores captados a comienzos del pasado enero se les sumaron más tarde, ese mismo mes, 68 técnicos del ámbito financiero. Poco después, el supervisor ofertó un total de 91 plazas para auxiliares administrativos, a los que se seleccionó a principios de febrero.

Para comienzos de marzo había fichado también a tres jefes de negociación especializados en el peritaje de efectivo. Más tarde inició el proceso de selección de cinco especialistas en contratación –dos de ellos en procesos públicos–, un traductor y un especialista en costes y presupuestos.

En total, 194 ofertas de empleo atendiendo solo a aquellas plazas de carácter fijo. La cifra contrasta con los 139 procesos de selección que se abrieron y cerraron a lo largo del ejercicio pasado. En concreto, suponen un incremento del 39,5%, y eso que se compara solo un trimestre del año frente a los 12 meses de 2015.

Trimestre sobre trimestre, el incremento es mucho mayor. Teniendo en cuenta las plazas fijas ofertadas, el Banco de España inició 84 procesos de selección en el arranque de 2015, lo que supone que el aumento experimentado en los tres primeros meses de este año ha sido del 130%.

La tendencia es diametralmente opuesta en términos de empleos temporales. Mientras que en todo 2015 el supervisor financiero llegó a ofertar 51 puestos de trabajo de este tipo, entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año solo había iniciado procesos de selección para 18, un 64,7% menos.

Hay que tener en cuenta, en todo caso, que cuando se trata de empleos esporádicos, el Banco de España habilita también una serie de bolsas de trabajo en las que no cuantifica el número de efectivos necesarios.

En términos generales, sumando empleos de uno y otro tipo, el saldo apunta a un incremento del 11,5% de las contrataciones en el primer trimestre de 2016, frente a las de todo 2015. A cierre de aquel año, la plantilla total del Banco de España ascendía a 2.892 empleados (un 47,1% de mujeres), con un aumento total de 217 efectivos respecto a la misma fecha del año anterior.

Aunque previsiblemente la cifra vuelva a elevarse con fuerza a lo largo de este año, desde el Banco de España vienen explicando que el auge en las contrataciones experimentado en los últimos años responde a la amplia demanda de personal que impone Fráncfort.

La ciudad alberga la sede del Banco Central Europeo, que ha asumido la supervisión directa del grueso de la gran banca comunitaria con equipos mixtos con miembros de distintos países.

En paralelo, la apuesta por la inspección in situ desde el interior de las entidades para tratar de prevenir grandes debacles financieras también supone la necesidad de más efectivos, lo que hace suponer que el número de contrataciones no decaerá.