Vivienda vacacional

¿Cómo ganar hasta un 5% anual con un apartamento en la playa?

Complejo Village Puerteventura Origo Mare, de Pierre et Vacances
Complejo Village Puerteventura Origo Mare, de Pierre et Vacances

Pierre & Vacances, la plataforma de alquiler vacacional de origen francés, abrirá este año cinco nuevos complejos vacacionales en España, donde ya opera casi 4.000 apartamentos vacacionales distribuidos en 45 complejos. Las nuevas aperturas, localizadas en Costa Brava (L'Estartit), Costa Dorada (Comarruga), Costa Blanca (Calpe) y Andorra, supondrán la suma de más de 600 apartamentos, lo que representa un incremento del 19% en su capacidad de alojamientos en el año.

La compañía, que ya lleva diez años en el mercado español, tiene en marcha un ambicioso plan de crecimiento con el que pretende duplicar su tamaño actual en 2020. Así, el año pasado logró una facturación de 50 millones de euros en el mercado español, cifra que pretende duplicar dentro de cuatro años, gracias a doblar su cifra de alojamientos, hasta los 8.000.

Así, la empresa prevé crecer en destinos de playa, costas, Baleares y Canarias, como en ciudades -ya está presente en Sevilla y Barcelona- y en destinos de montaña. Para ello, Pierre Vacances prevé aumentar su presencia tanto por la vía de inversión directa, como por contratos de gestión y alquiler y no descarta el sistema de franquicia en un futuro.

Para la compra de activos se fijará en productos ya existentes, destinados a segunda vivienda, y que prevé reconvertir en uso de vivienda vacacional. La inversión vendrá, según explica el presidente ejecutivo de la compañía en España, José María Pont, de "un mix formado por recursos propios, fondos de inversión e inversores individuales".

A estos inversores individuales, la empresa les ofrece comprar apartamentos vacacionales, que parten de 70.000 euros a cambio de una rentabilidad anual que va del 3,5% al 5%, en función del potencial del destino. Con estos pequeños ahorradores, Pierre et Vacances firma un contrato de cesión para su uso como vivienda vacacional de entre 10 y 15 años de duración. Pasado ese tiempo, el contrato puede ser renovado o el propietario puede optar por la venta del inmueble.

España tiene aún un peso limitado en las cuentas de Pierre et Vacances, que cotiza en la Bolsa francesa, pero se ha convertido en un mercado "estratégico para la compañía", según asegura José María Pont, presidente ejecutivo de la compañía en España. El grupo facturó 1.436,3 millones en el ejercicio fiscal 2015 -finalizado en septiembre de 2015-, unos ingresos que en su mayor parte provinieron de su división de turismo (1.180,7 millones), mientras que solo 255,6 millones correspondieron a su división inmobiliaria.

La compañía ha invertido ocho millones de euros en la reforma de 605 unidades de alojamiento, entre las que se encuentra la remodelación del hotel El Puerto, localizado en Fuengirola.