Telxius, BBVA y Unicom, entre las opciones que contempla el mercado

Telefónica analiza la venta de otros activos por si falla la operación de O2

La OPV de Telxius y la venta de las participaciones en BBVA y China Unicom, opciones

Liberty Global podría presentar una oferta por la propia O2

La emisión de híbridos y convertibles son otras alternativas que contemplan los analistas.

Sede de Telefónica.
Sede de Telefónica.

Telefónica tiene en marcha distintas alternativas ante la posibilidad de que la Comisión Europea bloquee la venta de su filial británica O2 a Hutchison, según adelantó ayer CincoDías. En el mercado ya han empezado las apuestas sobre qué opciones podría elegir la operadora que preside José María Álvarez-Pallete para captar fondos con los que reducir deuda y mantener el rating. Y es que, de no venderse O2, una operación valorada en 10.250 millones de libras (unos 12.970 millones de euros), el ratio de deuda neta frente a ebitda de la empresa pasará de 2,9 a 3,3 veces, según las estimaciones de UBS.

Lo cierto es que el mercado parece ver bien las distintas alternativas. Las acciones de Telefónica rebotaron ayer un 3,1%, tras ceder un 1,7% el lunes.

En este escenario, UBS calcula que en un periodo de dos años, la operadora podría cubrir un 60% del desapalancamiento previsto con O2. Ese objetivo se alcanzaría con la reducción del efectivo destinado a dividendo hasta 0,40 euros por título, que supondría un desembolso máximo de 3.400 millones de euros anuales, así como con la venta de distintos activos, entre los que figuran las participaciones de Telefónica en BBVA y China Unicom (un 0,69% y un 2,5% del capital, respectivamente), que en su conjunto suman cerca de 1.000 millones de euros.

La diferencia hasta sumar el importe de O2 se cubriría, según UBS, con la emisión de convertibles, derechos sobre acciones e híbridos (según Moody’s, Telefónica tiene capacidad para híbridos por 5.000 millones de euros). UBS señala que estos instrumentos tienen un riesgo dilutivo para el accionista con lo que no descarta que Telefónica pueda impulsar otras alternativas como la venta parcial de Telxius, la nueva filial de infraestructuras, la venta de la propia O2 a otra empresa y una política de suspensión de dividendo durante dos años.

En esta línea, Beka Finance también apunta la posible venta de O2 a otras empresas, entre las que figuran Sky y Liberty Global, con gran presencia en la banda ancha en Reino Unido. En el mercado también se rumorea con el posible interés de grupos de capital riesgo. En relación a Telxius, Beka Finance cree que podría alcanzar una valoración entre 6.000 y 8.000 millones de euros con su salida a Bolsa. De igual forma, apunta a la posible colocación en Bolsa de las filiales en México y el propio Reino Unido.

Bank of America Merrill Lynch y Santander no descartan que Telefónica aplique el scrip dividend tanto en 2016 como en 2017. La empresa ya contempla esta opción y así lo dejó claro en el orden del día de la junta de accionistas del 12 de mayo.

De igual forma, algunos analistas se han mostrado muy críticos con el posible bloqueo a la operación por parte de Bruselas ante la presión británica. Santander opina cree la venta de capacidad ofrecida por Hutchison es un buen punto de partida para la entrada de nuevos competidores en el mercado móvil de Reino Unido.

JB Capital mostró su sorpresa por el giro político de esta transacción, que ha coincidido en el tiempo con el Brexit. En su opinión, el análisis llevado a cabo por Bruselas es miope, porque ve el mercado móvil como un segmento autónomo, sin tener en cuenta la fusión de BT y EE. Para esta entidad, la postura de la autoridad de la competencia británica (CMA) es si cabe más flagrante, puesto que no sólo se ha pronunciado en contra de la fusión de O2 y Three, sino que ha permitido la de BT y EE sin ninguna condición creando un campeón nacional.

A su vez, HSBC considera que los argumentos que utiliza la CMA no son convincentes, y muestra su desacuerdo con que la consolidación suponga subidas de precio.

Telefónica configura el holding de Telxius

Telefónica sigue con el proceso de creación de la estructura de Telxius, la nueva filial de infraestructuras. El último movimiento ha sido la transformación de la sociedad Submarine Telecommunications en Telxius Cable España.

Con anterioridad, la operadora convirtió la filial Telefónica América en Telxius Telecom. De dicha sociedad cuelgan Telxius Torres Latam (antigua Towerco Americas) y Telxius Torres España (bautizada inicialmente como Wireless Towers).

Dentro del proceso, Telefónica aprobó una ampliación de capital de 87,5 millones de euros en Telxius, que podría salir a Bolsa próximamente.