Los ojos están puestos en la cumbre de Doha del 17 de abril

El petróleo regresa con fuerza a pérdidas en el año, ¿qué pasa?

Caída del precio del petróleo en las últimas semanas
Caída del precio del petróleo en las últimas semanas

El rally del petróleo, que le llevó a recuperar más de un 40% desde mínimos de febrero, parece ya un espejismo. El crudo cae de forma vertiginosa sesión a sesión y, en las últimas nueve jornadas, acumula ya una corrección de casi el 15%.

Y es que los expertos sostienen que muy poco había cambiado en los fundamentales del rey de las materias primas que, al tocar suelo en los 27,88 dólares para su modalidad Brent, referencia en Europa, se vio impulsado por encima de la barrera de los 40 en menos de dos meses. Las expectativas hincharon entonces la cotización del oro negro y las expectativas ahora lo devuelven a la cruda realidad.

Desde que, a finales de 2014, la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) decidiera producir a su máxima capacidad para hundir el precio del crudo y expulsar a los competidores menos eficientes (el fracking de Estados Unidos), el mercado se ha caracterizado por una oferta excesiva que no tiene fin.

Con un mercado saturado por una brecha entre la oferta y la demanda de más de dos millones de barriles diarios, según los últimos datos de la Agencia Internacional de la Energía, los inversores viven de los rumores que apuntan a una congelación de los niveles de producción de crudo que, por el momento, parece lejana.

El rally del oro negro coincidió en el tiempo con el auge de los rumores que apuntaban a un pacto entre Rusia y Arabia Saudí, los dos mayores productores del mundo, para estabilizar el mercado. Tras confirmarse las reuniones, y subiendo el precio del crudo con fuerza, se fijó la fecha de la reunión para el 17 de este mismo mes en Doha. "Podemos estar asistiendo al nacimiento de un nuevo cártel del petróleo pues, si la OPEP y Rusia se alían, controlarían más del 70% de la producción mundial", explicaba Félix González, director general de la EAFI Capitalia Familiar.

  • Las relaciones en la OPEP no pasan por un buen momento

Sin embargo, estos planes parecen haber saltado por los aires y, con ello, la posibilidad de una estabilidad en el mercado del crudo a corto plazo. Pese a que la cumbre sigue en pie, la negativa de Irán a congelar su nivel de producción a pocos meses de haber salido de las sanciones comerciales impuestas por motivo de su programa nuclear. Arabia Saudí no está dispuesta a congelar su producción si Irán no hace otro tanto (pues implicaría perder cuota de mercado), lo que ha generado un nivel de tensión que ha hecho saltar por los aires cualquier acuerdo.

Desde el viernes, momento en el que el príncipe Saudí comunicó las intenciones del país a Bloomberg, el precio del crudo ha descendido un 5%. Así, las previsiones de las grandes firmas siguen apuntando a una estabilización del mercado que, eso sí, tendrá que esperar a la segunda mitad del año.

"La no viabilidad económica de muchas fuentes de petróleo que desencadenará una reducción de la oferta en un contexto de crecimiento continuado de la demanda de petróleo. Al frente del reajuste de la oferta global, la oferta esquisto estadounidense disminuirá", explican desde Fidelity, en donde observan una clara victoria por parte de la OPEP.