Fraude fiscal

Conde explica ante el juez la procedencia de su fortuna

El exbanquero repatrió dinero desde ocho países mientras se declaraba insolvente

El expresidente de Banesto, Mario Conde, declarará hoy ante el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, para explicar de dónde procede el dinero que ha inyectado en sus sociedades con sede en España. Hacienda, a su vez, ha iniciado el procedimiento para pedir a los países europeos en los que Conde tenía su dinero poder cobrar directamente la deuda con Hacienda.

El juez Santiago Pedraz tiene previsto interrogar hoy a Mario Conde y otros seis detenidos por la repatriación de al menos 13 millones de euros procedentes del dinero saqueado de Banesto cuando fue presidente de la entidad (entre 1987 a 1993). Entre ellos se encuentran sus hijos Alejandra y Mario.

Otras claves

La Guardia Civil halló 160.000 euros en los registros practicados en la operación Fénix en la que fue detenido Conde. Este fue el resultado de las más de 15 horas de registros en los que participaron los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil tanto en la casa en la que fue detenido Conde, situada en la calle Triana de Madrid, como en la empresa Hogar y Cosmética de Torrejón de Ardoz y otros lugares relacionados con el exbanquero.
 Los investigadores conocen el destino de algunas de las transferencias, como el pago de un alquiler por 18.000 euros al mes, pero en otras ocasiones Conde se limitaba a sacar el dinero y no se conoce en qué lo gastaba.

El magistrado y la Fiscalía Anticorrupción les atribuye delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, frustración de la ejecución –de sentencias dictadas contra Conde como la del caso Banesto y otros– y ocho delitos contra la Hacienda Pública. Fuentes jurídicas aseguran que de confirmarse estos delitos, Conde podría ingresar nuevamente a la cárcel, y cumplir una condena de hasta 12 años.

Hacienda mientras tanto, ha iniciado a través de la Agencia Tributaria un procedimiento, denominado asistencia recaudatoria, para solicitar a los países europeos de los que Conde ha repatriado capital en los últimos años como Suiza, Reino Unido, Luxemburgo, Países Bajos e Italia para poder cobrar directamente la deuda que acumula el exbanquero con el Estado.

Se le puede solicitar tanto medidas de cobro de deuda (como embargos) como información patrimonial. En caso de que no exista acuerdo con uno de los país, como es el caso de Suiza, no habría una cláusula específica de asistencia de recaudación, aunque sí de intercambio de información, y se pide a un juez que envíe una comisión rogatoria con estos fines.

Según las investigaciones, Conde repatrió el dinero saqueado de Banesto desde ocho países distintos desde 1999 a 2011, a pesar de que se declaró insolvente para hacer frente a las indemnizaciones derivadas de sus condenas e incluso pidió dinero para pagar fianzas para salir de la cárcel.

Conde, sus hijos y el resto de testaferros transfirieron a lo largo de esos años diferentes cantidades desde ocho países: Suiza, Reino Unido, Curaçao, Italia, Emiratos Árabes Unidos, Países Bajos, Luxemburgo e Islas Vírgenes Británicas. Hay que recordar que el expresidente de Banesto figura en la lista de contribuyentes morosos que publicó en diciembre por primera vez la Agencia Tributaria, con una deuda de 9,93 millones de euros, lo que le sitúa en segundo lugar del ranking de mayores deudas con el fisco.

El primer lugar lo ocupa el empresario Agapito García Sánchez, que es la persona física que acumala más deuda con el fisco, 26,88 millones.

La investigación partió de una comunicación del Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) que sirvió para dar inicio a las pesquisas en septiembre de 2014. Tras más de año y medio de búsqueda de indicios, Anticorrupción presentó una querella el pasado 29 de marzo, que fue asumida por el Juzgado Central de Instrucción número 1. El yerno del exbanquero, Fernando Guash, que también fue detenido en la bautizada como operación Fénix y quedó ayer en libertad. Salvo Conde y sus hijos, el resto de detenidos ha prestado declaración ya ante la Guardia Civi.
Todos los detenidos en la operación Fénix crearon un entramado de empresas en España y en el extranjero destinado a repatriar y blanquear el dinero que Conde se apropió de Banesto y, según los investigadores, consiguieron devolver a España al menos 13 millones.

El exbanquero empezó repatriando cantidades pequeñas a España, concretamente 3.000 euros en 1999, una cifra que fue aumentando año a año y que en 2010 y 2011 acabó rondando el millón de euros. De acuerdo con esas fechas, cuando Conde comenzó a traer dinero a España cumplía condena por el caso Argentia Trust, una derivada del caso Banesto por el desvío de dinero a esa sociedad. Salió de prisión en agosto de 1999 y poco después la Audiencia Nacional le condenó de nuevo por el caso Banesto.

Las sospechas que han derivado en su detención comenzaron a raíz de un proceso de ejecutorias abierto en la Audiencia Nacional para embargarle unas fincas.