En busca de ahorros

Santander suprimirá además 460 empleos en su centro corporativo

Estos despidos se suman a las 1.200 bajas anunciadas por el banco para la filial española

El recorte en el centro corporativo es del 5% del total

El banco también retira los chóferes de los directores generales de Boadilla

Imagen del centro corporativo de Banco Santander, en Boadilla del Monte (Madrid).
Imagen del centro corporativo de Banco Santander, en Boadilla del Monte (Madrid).

Santander y los sindicatos volvieron a darse cita el viernes para abordar un nuevo recorte de plantilla, aunque en este caso en el centro de servicios generales situado en la Ciudad Financiera de Boadilla. El banco que preside Ana Botín anunció a los sindicatos que prevé suprimir 460 empleos en este centro corporativo desde el que presta servicios a todo el grupo, lo que supone un 5% del total de la plantilla de este departamento.

Este nuevo recorte (ya conocido por los sindicatos) se suma al anunciado dos días antes y en el que comunicó la salida de un máximo de 1.200 trabajadores de la red de España, incluidos sus servicios centrales, cifra que los sindicatos creen que se reducirá finalmente a 1.000.

Al contrario de lo que ocurrirá en la red de España, el número de prejubilaciones prevén que será “más pequeño” y a partir de 55 años con el 70% de salario bruto anual, en tanto que en el caso de las bajas incentivadas se darán indemnización de 40 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades, explica CC OO en un comunicado. Este sindicato ha añadido que el banco propone iniciar un proceso voluntario de adhesión y que de no cubrirse el excedente calculado, es decir, los 460 empleos, la empresa aplicará un despido colectivo.

Este recorte de plantilla en el centro corporativo es consecuencia de la descentralización que busca Santander, ya que su objetivo es que las funciones de este departamento sean realizadas independientemente por cada país y terminar así con las duplicidades. Esta medida está incluida en el plan de optimización de costes, puesto en marcha hace algo más de un año por Ana Botín, y con el que se pretende identificar planes de ahorros.

Entre otras iniciativas incluidas en los planes para reducir costes el banco ha llevado a cabo ya la reducción de las direcciones territoriales del 15 a 10, y el recorte de los miembros de la alta dirección de 25 a 21 los miembros, lo que ha supuesto una reducción del 23% de la partida salarial en un año.

Otra curiosa iniciativa adoptada el viernes por el banco es la eliminación de todos los chóferes de los directores generales de este centro corporativo en el que trabajan 8.500 empleados. Aunque para que puedan tener a su disposición un coche con conductor el banco ha creado en Boadilla un pool para que estos ejecutivos puedan disponer de chófer cuando lo necesite.