Se reserva una opción de compra del 100% para dentro de tres años

Grifols se reserva para 2019 el 100% del mayor proveedor de plasma de Estados Unidos

La empresa de hemoderidavos cotizada en el Ibex 35 ha adquirido el 49% de IBBI, el mayor proveedor de plasma de Estados Unidos, por 100 millones dólares.

Grifols se reserva para 2019 el 100% del mayor proveedor de plasma de Estados Unidos

El plan de inversiones de Grifols continúa. Hace un mes anunciaba que destinará 360 millones de dólares a levantar cuatro fábricas para sus productos hemoderivados (proteínas plasmáticas) en Estados Unidos, España e Irlanda. Este viernes, sumó otra compra: el 49% del mayor proveedor de plasma de Estados Unidos, que en 2019 puede llegar a la totalidad de la firma.

Grifols ha llegado a un acuerdo para realizar una inversión de 100 millones de dólares (87,9 millones de euros) por el 49% del capital de la compañía estadounidense Interstate Blood Bank Inc (IBBI) y sus filiales, según informó la compañía presidida por Víctor Grífols a la CNMV. Este grupo estadounidense es el principal proveedor privado e independiente de plasma en aquel país. La operación podría cerrarse en el plazo de un mes, una vez que obtenga el visto bueno de autoridades de la competencia en Estados Unidos. Esta inversión financiera se ha articulado a través de Grifols Worldwide Operations.

Asimismo, la compañía catalana ha suscrito una opción de compra sobre el restante 51% por otros 87,9 millones en 2019, informa un portavoz de la empresa, y ha acordado un precio de 8,79 millones por la firma de la opción de compra. El objetivo final de la transacción es garantizar materia prima suficiente para la compañía, aparte de convertirse en una operación financiera que ya puede aportar dividendos a Grifols por el 49%de la participación.

IBBI es uno de los grandes proveedores actuales de plasma para fraccionamiento de Grifols, si bien más del 90% de la sangre de la que la catalana obtiene sus proteínas plasmáticas procede de su propia red en Estados Unidos, integrada en la actualidad por 160 centros.

La compañía sigue adelante con los planes de crecimiento sostenido a largo plazo y, como anunció en marzo, se prepara para poder satisfacer la creciente demanda de productos plasmáticos prevista para los próximos años. Por ello, ha de asegurar el acceso a materia prima suficiente con un plan de aperturas de centros de donación de plasma al otro lado del Atlántico. La compra de IBBI supone un refuerzo a ese objetivo. Además, abrirá 75 nuevos centros propios de plasmaféresis hasta contar con unos 225 en 2021 en aquel país.

Grifols también cuenta con otras participaciones financieras minoritarias en compañías como Tigenix, biotecnológica cotizada de terapias celulares; Aradigm Corporation, especializada en el desarrollo de fármacos para el tratamiento de enfermedades respiratorias graves; Alkahest, de tratamientos frente a enfermedades neurodegenerativas; o AlbaJuna Therapeutics, que promueve el desarrollo clínico de anticuerpos monoclonales frente al VIH.

Grifols, que en 2015 ingresó 3.935 millones (un 17% más que en 2014), cuenta además con un plan de inversiones industriales anunciado en marzo. Incluye la apertura de cuatro centros de producción hasta 2021. El mayor proyecto será la construcción de una nueva planta de fraccionamiento de plasma en su actual complejo industrial de Clayton (Carolina del Norte). Además, se abrirán tres instalaciones de purificación para las principales proteínas que comercializa Grifols, en Clayton, Dublín y Barcelona.