Cuenta con el fondo KKR en el capital

Quabit propone una ampliación de hasta 50 millones

La inmobiliaria propondrá a su junta de accionistas, en mediados de abril, un ampliación de capital de entre 25 y 50 millones de euros

Quabit propone una ampliación de hasta 50 millones

La inmobiliaria Quabit, una las cotizadas supervivientes de la crisis del ladrillo, propondrá a su junta de accionistas, en mediados de abril, un ampliación de capital de entre 25 y 50 millones de euros, según confirmó este lunes Félix Abánades, presidente de la compañía, en un encuentro con la prensa.

Será la segunda ampliación de Quabit en unos meses, ya que el pasado diciembre cerró otra por valor de 45 millones. En esa suscripción, el fondo internacional KKR entró en el capital de la compañía con un 5,4% del capital.

La nueva ampliación, prevista previsiblemente para verano, estará estructurada en tres tramos. El primero, un periodo de suscripción preferente dirigido a los accionistas actuales de la compañía; el segundo, a los interesados que hayan adquirido derechos de suscripción; y el último al resto de solicitantes si existe una sobredemanda.

Además, el consejo someterá a la aprobación de la junta la realización de un contrasplit en la proporción de una acción nueva por cada 50 antiguas, lo que supondrá elevar el valor nominal de la acción de 0,01 euros a 0,50 euros.

Por último, Quabit tiene previsto repartir dividendo en acciones por primera vez en su historia, tras su nacimiento tras la fusión de varias compañías con Astroc de Enrique Bañuelos y que posteriormente se llamaría Afirma. “Esperamos que el primer dividendo en efectivo llegue en 2017 o 2018”, aseguró Abánades. Este empresario controla el 20% del capital de la inmobiliaria a través del Grupo Rayet y el segundo accionista Sareb con el 7,7%. Por su parte, KKR, igual que otros fondos internacionales en diversas inmobiliarias, se sumó como tercer accionista y está ahora por ver si aumenta su participación en la nueva ampliación de capital.

En la actualidad, Quabit tiene prevista la activación de promociones para sacar al mercado 475 viviendas y permita de nuevo volver a la senda del crecimiento, tras años de parálisis en la construcción. Actualmente cuenta con una deuda de 118 millones, que se ha reducido en los últimos meses mediante quitas y entrega de activos a la banca, como por ejemplo una última promoción en Ocaña (Toledo) al Popular. El pasado año cerró con 21 millones de resultado neto. Además, según Abánades, la empresa busca hasta 70 millones adicionales de otros fondos para comenzar con nuevos proyectos y compra de suelo finalista.