Breakingviews

Hora de mantener la calma en las ofertas

La aseguradora china Anbang Insurance de China retiró el jueves una oferta de 14.000 millones de dólares (12.300 millones de euros) por la cadena Starwood Hotels & Resorts, citando ambiguas “condiciones del mercado”. Sus propuestas, sin embargo, ayudaron a la cadena hotelera estadounidense a lograr que Marriott International pagara un mejor precio y más efectivo. Es un peligro para los compradores modernos enfrentarse a pretendientes chinos.

Marriott llegó a un acuerdo casi todo en acciones para comprar al propietario de las marcas Westin y W en noviembre pasado. En ese momento, tenía un valor aproximado de 12.200 millones de dólares. En marzo, después de que Anbang y sus coinversores entraran por primera vez en la refriega, Starwood determinó que la compañía china había presentado una propuesta mejor. Eso llevó a Marriott a hacer una nueva oferta de 13.600 millones aproximadamente con alrededor de una cuarta parte en efectivo. La segunda mayor propuesta de Anbang esta semana suscitó la preocupación por la financiación y los obstáculos políticos en ambos países.

Las empresas chinas se han vuelto más agresivas cuando persiguen una adquisición

Las empresas chinas se han vuelto más agresivas a la hora de perseguir adquisiciones. Anbang compró el Waldorf Astoria de Nueva York el año pasado, pagando uno de los precios más altos por habitación por un hotel estadounidense. A veces, sin embargo, el apetito de China no queda saciado. En la compra de Fairchild Semiconductor Internacional por ON Semiconductor el pasado mes de noviembre y en el acuerdo entre Thermo Fisher Scientific y la compañía de análisis genético Affymetrix hubo ofertas más altas de posibles compradores apoyados por China. Sin embargo, ambos objetivos terminaron eligiendo las más bajas y predecibles por temor a que las ofertas mayores pero arriesgadas no llegaran a cruzar la línea de meta.

Dejando los riesgos de financiación a un lado, los vendedores estadounidenses en particular están batallando para percibir una cantidad de cara a compensar la posibilidad de que un comprador chino sea rechazado por el turbio Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos. Sin embargo, pueden aprovechar el interés de los chinos de otras formas. Incluso aunque fuera de manera involuntaria, Starwood puede haber realineado algunas de las estrellas de la fusión.