¿Tendrá la banca que pagar por las hipotecas?

El euríbor a un año encadena dos meses en negativo tras cerrar marzo en el -0,012%, superando el -0,008% de febrero, mes en el que el euríbor a un año hizo historia al registrar números negativos por primera vez. Así, aviva las dudas sobre qué pasará si llega a anular los diferenciales. ¿Tendrá el banco que pagar por las hipotecas?

  • euríbor
    1
  • euríbor
    2Claves del euríbor en negativo 

    El euríbor a 12 meses lleva varios años a la baja y logró traspasar la frontera del 0% el pasado febrero. Se estima que el índice continúe en niveles muy bajos e incluso en negativo durante algún tiempo, debido sobre todo a las políticas expansivas del BCE. Pero no basta con que el euríbor esté en números rojos para que el interés que efectivamente se aplica en los préstamos hipotecarios sea negativo. El valor negativo del euríbor tendría que superar al valor positivo del diferencial pactado en la hipoteca. Es decir, que la suma del euríbor más el diferencial fuese inferior a cero. El diferencial más bajo que se ha llegado a comercializar es del 0,17%, por lo que el euríbor tendría que alcanzar una tasa negativa de como mínimo el -0,18%.

  • euríbor
    3¿Cómo evolucionará el índice? 

    Para Jaime Díez, el último comunicado del BCE “no tuvo el efecto esperado en el euríbor y tras la batería de medidas (bajadas en los tres tipos de referencia, compra de deuda corporativa, ampliación del tamaño de compras, nuevas TLTRO) habría sido lógico que se incrementara la presión bajista y nos fuéramos directamente a nuevos mínimos, sin embargo el mercado se quedó con las declaraciones más duras de que no esperaban establecer tipos negativos y automáticamente el mercado elevó sus perspectivas del euríbor”.

  • euríbor
    4Cláusulas de tipos cero y otras fórmulas 

    Varias entidades ya han tomado medidas para protegerse contra el euríbor en negativo activando en los nuevos contratos hipotecarios cláusulas de tipos cero. Esto es, que el interés más bajo posible -sumando euríbor y diferencial- no podrá ser inferior al 0%, sea cual sea el tramo negativo que alcance el euríbor.

    Para las hipotecas antiguas se contemplan otras fórmulas. Se estudia la posibilidad de reducir la cuota mensual a pagar en la misma cuantía en la que se reduciría si se aplicara un interés negativo, pero deduciendo el importe del principal.

  • euríbor
    5La paradoja de pagar por prestar 

    El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, admite que hay temores a que el euríbor en negativo genere un coste por prestar. La Asociación Española de Banca (AEB) defiende que pagar por prestar dinero es una “contradicción”. La patronal de las cajas (CECA) señala que, jurídicamente, los préstamos a clientes no pueden devengar pagos por parte del prestamista.

    Los expertos están divididos. Algunos aseguran que un interés negativo debería considerarse como un préstamo sin intereses. Otros creen que no pueden interpretarse los contratos cuando la evolución del mercado determina que es la banca la que tendría la obligación de pagar.

  • euríbor
    6Postura del Banco de España 

    Desde el Banco de España aseguran que no han emitido recomendaciones ni instrucciones de ningún tipo a la banca al respecto de los tipos negativos en las hipotecas. Fuentes del organismo sostienen que se trata de un acuerdo contractual que debe resolverse entre las partes.

  • euríbor
    7La banca apuesta por las hipotecas fijas 

    Dado que la fuerte competencia hace menos viable subir los diferenciales de las hipotecas variables, la banca está apostando por las hipotecas fijas y mixtas, con intereses atractivos por debajo del 3%. En un entorno de tipos en mínimos que a largo plazo pueden subir, dan estabilidad y seguridad en los pagos.

    Consulta más información sobre el euríbor aquí

     

  • euríbor
    8¿Cuándo llegará el nuevo euríbor? 

    El cambio de metodología del euríbor, previsto para el 4 de abril, se retrasará al menos hasta el primer trimestre de 2017, dado que la reformulación del índice, que se basará en operaciones reales y no en estimaciones como ocurre ahora, todavía está pendiente de un último análisis de impacto. El EMMI, encargado del proyecto del nuevo euríbor, pretende un índice más transparente. Es por eso que se ha pedido a las entidades del panel (actualmente 23) que reporten, hasta el próximo 1 de julio, sus operaciones diarias, con el fin de recopilar datos los más actualizados posibles y acordes con el actual escenario, teniendo en cuenta que las últimas pruebas se habían realizado con datos de 2012 y 2013.

    El objetivo final es ampliar el espectro del tipo de operaciones para conseguir un mayor volumen y, así, un índice más sólido y robusto que realmente mida lo que le cuesta a las entidades financiarse en el mercado mayorista y no solo en el interbancario, como ahora.