No valorará esta opción hasta recibir la propuesta del PSOE

Podemos ya no descarta un Gobierno en el que esté C’s

El portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso, tras la reunión de la Junta de Portavoces.
El portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso, tras la reunión de la Junta de Portavoces. EFE

El portavoz de Podemos en el Congreso y número dos del partido, Íñigo Errejón, considera que la propuesta del líder socialista, Pedro Sánchez, de formar un Ejecutivo presidido por él que integre ministros tanto del partido morado como de Ciudadanos supone “un avance” al asumir que el nuevo Gobierno debe ser de coalición. Acto seguido, no descartó de plano esta posibilidad, limitándose a contestar que cuando el PSOE les plantee “en firme” esta opción, ya la valorarán.

No obstante, el secretario político de Podemos reafirmó que su formación se sigue negando de forma “unánime” a dar un “cheque en blanco” al acuerdo firmado entre PSOE y Ciudadanos, porque “no todas las cosas son compatibles a la vez”.

Para Errejón, es un “avance” que Sánchez asuma ahora que el Gobierno que debe formarse en España, teniendo en cuenta los resultados electorales, debe ser de coalición, y que ya no lo achaque esta aspiración a un mero intento de “discutir sobre sillones”.

Asimismo, de cara a la reunión que mantendrán este miércoles el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con Sánchez, Errejón ha percibido por parte del PSOE una “buena sintonía” y la “voluntad para explorar hasta el final la única vía que puede dar un gobierno de cambio”.

Por su parte, Podemos acude a este encuentro dispuesto “rebajar sus posiciones de partida” para llegar “a un punto medio”, según ha explicado Errejón. “Toca hacer un ejercicio de mestizaje. Si hay voluntad política podemos llegar a un acuerdo para un gobierno de cambio plural”, ha apostillado.

En cuanto a la reunión que Sánchez mantuvo con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, Errejón, ha asegurado que es “libre” de reunirse con quien quiera, cuando quiera, al tiempo que ha manifestado que espera que aproveche esta ocasión para explicarle a Ciudadanos que el gobierno de cambio que propone Podemos “es la única suma que da para el cambio”.

No obstante, ha avisado de que “en ese acuerdo posible no sobra nadie”. “A lo mejor Rivera y Ciudadanos deciden que quieren formar parte del acuerdo y quieren tener una oportunidad. Espero que discutan eso. Está bien que se reúnan pero mañana manifestaremos que la única opción de cambio es un gobierno de coalición”, ha reafirmado.

Todo esto supone cierta suavización de las posturas iniciales de la formación de Iglesias que había defendido hasta ahora la creación de un gobierno a la valenciana que integrara a PSOE, Podemos, Compromís e Izquierda Unida como única opción válida para el cambio, rechazando tajantemente sentarse a negociar con Ciudadanos, más allá de su abstención a esta opción.

De hecho, el acuerdo firmando entre el PSOE y Ciudadanos que dio lugar a la investidura fallida de Sánchez fue el motivo que alegó Podemos para levantarse de la mesa de negociaciones con el PSOE hace un mes; negociaciones que precisamente se retomarán este miércoles con la reunión de Iglesias y Sánchez.

Aunque, dicho todo esto, este sutil cambio en la actitud de Podemos podría tener algún que otro escollo, ya que horas antes de las declaraciones de Errejón, el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, fue preguntado por la posibilidad de compartir gobierno con el PSOE y Ciudadanos, y su negativa fue tajante alegando que las formaciones morada y naranja son “incompatibles”.

A la salida de la reunión entre Albert Rivera y Pedro Sánchez, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, aseguró que su formación no compartirá Gobierno con Podemos. Según explicó Villegas, el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos "está más vigente que nunca" y es "el centro de la actuación política de las próximas semanas" y de cualquier negociación con otra formación.

Sin embargo, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, aseguró que “sería muy positivo que después de la reunión de mañana se produjese la mesa a tres”.