Los mercados resisten tras los ataques terroristas