Breakingviews

Los posibles pasos atrás de la UE

Los esfuerzos para mantener junta a la Unión Europea dan un paso hacia adelante y dos atrás. Las explosiones que mataron al menos a una treintena personas en Bruselas el 22 de marzo acaban con las recientes señales de que la unión está mejor junta. Los ataques violentos son raros, especialmente en Europa occidental, pero de alto impacto. El riesgo es que las cuestiones de prosperidad y equidad que deberían decidir el futuro del bloque se dejen de lado.

Los ataques tenían por objetivo el corazón administrativo y las infraestructuras de la UE y llegan en un momento en que las autoridades habían dado un golpe por la unidad europea.

El riesgo es que las cuestiones de prosperidad y equidad que deben decidir el futuro del bloque se dejen de lado

El reciente pacto para devolver a los inmigrantes a Turquía, a cambio de aceptar otros de una forma más sistemática, ofreció una solución práctica a un problema aparentemente irresoluble. Pese a los problemas del trato, demostró que los líderes europeos pueden actuar colectivamente.

Una tragedia como la de Bruselas pone eso a prueba. Los temores se centrarán rápidamente en la seguridad y la libre circulación. El primer ministro británico, David Cameron, ha argumentado que Reino Unido es menos seguro fuera de Europa. Pero es imposible saber hasta qué punto el país sería inseguro sería sin la UE, porque solo son visibles los ataques que tienen éxito.

La causalidad de libre circulación es aún más difícil de identificar. El militante recientemente detenido como sospechoso de participar en los tiroteos París de noviembre nació en Bélgica. Pero las sugerencias de los principales fallos de seguridad por parte de Bruselas –Salah Abdeslam fue encontrado cerca la casa de su familia– podría hacer crecer los obstáculos. Acabar con la exención de visados podría terminar con un 0,2% del PIB de Europa, ha calculado Morgan Stanley. Sin embargo, el beneficio psíquico de ser cercado hará que merezca la pena para muchos votantes.

El futuro de Europa debe depender de la prosperidad y la justicia, así como de la seguridad. Si el deseo de concentrarse en los hechos se ve sobrepasado por la tragedia en Bruselas, nadie estará mejor.