Afecta a un total de 540 trabajadores

Delphi presenta un ERE para la plantilla de su planta de Barcelona

Trabajadores de la planta de Delphi de San Cugat del Vallés
Trabajadores de la planta de Delphi de San Cugat del Vallés

El proceso para el cierre de la fábrica de San Cugat del Vallés (Barcelona) de Delphi mantiene el calendario, pese a los esfuerzos de los sindicatos para no precipitar las negociaciones. El fabricante de bombas de inyección para la automoción comunicó el viernes que presentará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) el próximo 29 de marzo. Afectará a la totalidad de la plantilla de Sant Cugat, alrededor de unos 540 trabajadores, según informó el viernes el presidente del comité de empresa, José Antonio Morán.

La dirección de Delphi en España comunicó el pasado 4 de febrero a los sindicatos su intención de cesar la actividad de la planta de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) a finales de este año, según informaron responsables de CC OO. La dirección de la multinacional norteamericana argumentó a los trabajadores que los motivos que justifican esta decisión son el entorno económico y de negocio, que no permiten que la planta sea competitiva, los costes estructurales de la factoría, y la falta de suficiente carga de trabajo para mantener la actividad.

Morán explicó que la empresa les ha entregado el documento de preaviso y les ha instado a constituir una comisión negociadora. El presidente lamentó que la compañía “siga su estrategia”.
“Para el comité, es negativa la presentación del expediente porque hace que comiencen a contar los plazos”, explicó Morán a Cinco Días. “Ahora, tenemos un mes para presentar alegaciones y negociar. Los inversores que están interesados en la planta tienen que tomar decisiones en breve y se pueden echar atrás ante lo precipitado de la operación”, señaló el presidente.

  • Sorpresa entre los políticos

Morán también aseguró que los miembros de la Administración que apoyan la reindustrialización de la fábrica con nuevos propietarios, encabezada por la alcaldesa de la localidad, Mercè Conesa, “se han llevado la misma sorpresa que nosotros”. La campaña contaba con las muestras de apoyo como la de la consellera de Empleo, Dolors Bassa, miembros del Govern y el frente común que escenificaron los alcaldes de Rubí, Terrassa, Sabadell, Barberà, Cerdanyola y Ripollet.

La fábrica vallesana está inmersa en un proceso de negociación para la reindustrialización con nuevos propietarios. Morán ha asegurado que su intención era “apalabrar la compra de la fábrica y después, negociar el necesario expediente de regulación para que la plantilla de Delphi saliera”. Esta presentación adelantada les obliga a “negociar ambos temas paralelamente”, con la “precipitación” de tener que resolverlo en un mes.

El presidente del comité explicó que de la docena de empresas que se interesaron al principio por la reindustrialización, los candidatos se han reducido a cuatro. Sin embargo, ha detallado que hay dos empresas en proceso de redacción de una oferta en firme. Una de ellas podría presentarla en breve.